Bucks se enfocan en ganar el título en casa

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
NBA-FINALES-PREVIO (AP)
NBA-FINALES-PREVIO (AP)

En la parte alta exterior del Fiserv Forum —muy por encima siquiera del alcance de Giannis Antetokounmpo— resuena el lema de los Bucks en la postemporada.

Historia en gestación", dice el cartel y una situación que ahora parece imposible de ignorar.

Es lo que los Bucks intentan completar.

Por supuesto el martes podrían hacer historia si Milwaukee gana el primer campeonato de la NBA desde 1971. Pero los Bucks se han resistido a pensar qué pasaría si superan a los Suns de Phoenix en el Juego 6.

“Es complicado porque trabajas duro para llegar a este momento y es mañana", dijo Antetokounmpo el lunes. “Es difícil no adelantarte. Pero éste es el momento en el que necesitas ser más disciplinado”.

Los Bucks han ganado los últimos tres juegos para dejar abierta la posibilidad de una fiesta que tiene 50 años preparándose.

Se espera que asistan 17.000 aficionados en la arena y el lunes los Bucks anunciaron que el Deer District se expandirá para permitir que 65.000 aficionados estén hombro con hombro afuera. Hay vallas alrededor de la arena y los restaurantes que están a una distancia caminable estaban pensando cómo harán para que sus empleados regresen a casa del trabajo con toda la afición.

Es una escena que posiblemente podrían haber tenido toda la temporada si no hubiera sido por la pandemia de coronavirus. Los Bucks comenzaron a permitir el ingreso de un número limitado de público a los partidos en febrero, dos meses después de que inició la temporada. Incluso cuando comenzaron a jugar en mayo la postemporada, el aforo estuvo limitado a 9.100 aficionados, poco más del 50%.

Sea el número que sea el martes, se escuchará más fuerte si los Bucks levantan el trofeo Larry O'Brien.

“Pero debemos enfocarnos, tenemos un trabajo que completar”, advirtió Antetokounmpo. “Entonces podrán hacer su trabajo celebrando al final. Pero tenemos que hacer nuestro trabajo antes”.

Los Suns también están emocionados.

Así es como Chris Paul dice que se siente, a pesar de que dejaron ir una ventaja de 2-0 en la serie y enfrentan la eliminación por primera vez en los playoffs.

“Algo que el entrenador y el resto han estado diciendo: si vas al inicio de la temporada y decimos que teníamos oportunidad de estar en este lugar, ¿lo tomarías? Por supuesto”, aseguró Paul.

Si los Suns ganan el martes, la serie regresará a Phoenix para el juego 7 el jueves.

Para lograrlo, tendrán que repetir la pelea que dieron en el juego 5, cuando tuvieron oportunidad de ganar en los segundos finales después de que los Bucks anotaron 79 puntos en el segundo y tercer periodo para llegar a tener ventaja de dos dígitos.

Pero se quedaron cortos después de que Jrue Holiday le robó el balón a Devin Booker y disparó un pase por encima a Antetokounmpo, pero el coach Monty Williams ha reconocido la resistencia que necesitarán ahora más que nunca.

“Para que nosotros lo recortáramos a un punto, sabes que es lo que sobresalió para mí y le da al equipo y al personal mucha confianza antes del juego 6”, dijo Williams.

Los Bucks pusieron fin a sus tres series en playoffs de visita. Ahora tienen oportunidad de ganar la más importante en su propia casa y saben que eso no lo hará más fácil que en otras oportunidades.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.