Brutal rifirrafe entre Ana Rosa y García-Gallardo a cuenta del plan antiaborto: "Ahora soy de ultraizquierda"

Ana Rosa Quintana y Juan García-Gallardo
Ana Rosa Quintana y Juan García-Gallardo

Ana Rosa Quintana y Juan García-Gallardo

El vicepresidente de Castilla y León Juan García-Gallardo y la presentadora Ana Rosa Quintana han protagonizado este lunes un brutal rifirrafe a cuenta del plan antiaborto que el gobierno de Castilla y León comienza a aplicar desde este lunes. En dicho protocolo, se establece que los médicos están obligados a ofrecer a todas las mujeres, quieran abortar o no, la posibilidad de escuchar el latido del feto, una ecografía en 4D y asistencia psicológica.

El vicepresidente de la Junta ha señalado que la polémica acerca de esta nueva medida “la han creado la izquierda y sus terminales mediáticas para tratar de confundir a la gente, de infundir el miedo y crear una cortina de humo sobre su falta de protección de las mujeres con la ley del ‘sólo sí es sí’, que ha puesto a 200 violadores en la calle”. Ana Rosa ha considerado, sin embargo, que este anuncio ha sido para PP y Vox como “pegarse un tiro en el pie” en un momento en el que el gobierno de Sánchez estaba acorralado.

Un análisis política que Gallardo no ha compartido. “Eso es una interpretación, sesgada y parcial. Se trata de dar información a las mujeres, no de obligarlas a tener esa información. A mí me preocupan las 2.500 personas que dejan de nacer en Castilla y León cada año. Me gustaría decir que llegamos tarde pero vamos a enmendar un error de décadas, el de desatender el derecho fundamental a la vida. Los protocolos son de obligado cumplimiento. Sólo se trata de que los médicos ofrezcan a las mujeres estar informadas sobre el desarrollo de su embarazo. Se trata de proteger más a las mujeres, no de lo contrario”, ha dicho.

Ana Rosa le ha recordado a García-Gallardo que las mujeres “sabemos lo que queremos”, lo que ha incendiado de nuevo a Gallardo. “No es obligatorio escuchar el latido. Lo que es obligatorio es cumplir con el protocolo. Ya ve qué medida tan estambrótica, a ojos como los de ustedes. Castilla y León es la región con más medidas de ayuda a las familias. Vamos a seguir así, por una agenda profamilia, pronatalidad y provida”, ha dicho el vicepresidente.

Un ataque que ha enfadado de forma notable a Ana Rosa. “Me encanta porque me he pasado dos años siendo insultada por ser de ultraderecha y ahora soy de ultraizquierda. Ustedes no aprenden y no tienen respeto por la libertad de opinión y de los medios. Este es su problema”, le ha dicho la presentadora al vicepresidente.

García-Gallardo ha intentado rebajar el clima de tensión. “Yo niego que no respetemos a los medios. Yo eh estado con su cámara charlando y fenomenal (...) Yo me hago responsable de mis palabras, no de la interpretación que hagan otros. El tema está claro desde el principio. Otra cosa es que la izquierda y sus terminales, no diga que sea usted, cambien el relato”, ha explicado García-Gallardo. A lo que Ana Rosa le ha contestado: “No somos una terminal de nadie. Defendemos lo que creemos”.

La entrevista ha dejado también dos momentos singulares. En un momento dado, Ana Rosa le pregunta si todas las mujeres van a tener la posibilidad de hacerse una ecografía 4D, independientemente de si su voluntad sea la de abortar o no. García-Gallardo contesta: “Todas las mujeres embarazadas”. Ana Rosa se queda ojiplática con la respuesta: “Hombre, evidentemente. Usted, no”.

Además, García-Gallardo ha ensalzado a Hungría por ser un país que obliga a la mujer a escuchar el latido del feto. Pero Ana Rosa le ha dejado claro que el país de Viktor Orbán no es ejemplo de democracia. “A mí no me gustaría vivir en Cuba o Venezuela, pero tampoco en Hungría”, le ha dicho. Algo que García-Gallardo no ha entendido. “Es un país que está en la UE, va como un tiro, se están elevando los índices de natalidad, la economía crece y se respetan los derechos de todo el mundo. Para mí es un ejemplo”, ha respondido García-Gallardo. Y, además, ha rematado: “Estoy acostumbrado al frío, no me importaría vivir allí”.

Por último, Ana Rosa le ha dejado las cosas claras a Gallardo sobre el aborto. “Las mujeres no somos tontas. Las mujeres sabemos nuestras circunstancias. Es complicado tomar esa decisión, nadie la toma de una manera frívola, y tiene que prevalecer la libertad de las mujeres. Pero en eso usted y yo nunca vamos a estar de acuerdo”, ha dicho la presentadora.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

También te puede interesar...