Brutal pelea en un gimnasio: se negó a dejar una máquina y lo golpearon con una mancuerna

·3  min de lectura
El momento de la discusión en el gimnasio
Captura

Una brutal agresión ocurrió en un gimnasio de Tailandia, cuando dos hombres se pelearon porque uno de ellos no quería dejar su lugar en un banco. Aunque todo parecía quedar simplemente en una discusión, uno de los involucrados decidió golpear al otro en la cabeza con una mancuerna y desató un enfrentamiento. El agredido sufrió graves heridas.

En redes sociales circulan todo tipo de contenidos virales diariamente. Dentro de lo que se suele observar, llaman la atención las discusiones y peleas en espacios públicos. Sin embargo, pocas veces se observan situaciones tan agresivas como esta.

El terrible momento en que un tobogán acuático se derrumba y las personas caen al vacío

El hecho ocurrió este martes en un gimnasio de la ciudad tailandesa de Pattaya, donde el británico Gary Reed entrenaba. Mientras se encontraba en un descanso de sus series de ejercicio en un banco, se acercó un hombre a pedirle el lugar porque necesitaba usarlo.

Ante la negativa de Reed y la actitud de continuar con su entrenamiento, todo terminó de la peor manera. Las imágenes de una cámara de seguridad del establecimiento captaron toda la situación. En primera instancia, la conversación dura solo unos segundos y parece no tener nada fuera de lo habitual. Después de que el británico le dijera que no había terminado de usar el banco, el otro hombre se fue en dirección contraria. Parecía no haber problema.

Sin embargo, volvió caminando lentamente y se acercó hasta Reed, que se ejercitaba con una barra. Inesperadamente, lo golpeó en la cabeza con una mancuerna que sostenía en su mano derecha, según informó LADbible. A pesar de la fuerza del impacto, el británico se levantó e increpó a su agresor, quien mantenía la actitud de pelea. A continuación, forcejearon durante algunos segundos hasta que se alejaron. Los últimos momentos del video lo muestran al británico tomándose la cabeza, muy afectado por el golpe.

La información indica que a Reed le tuvieron que aplicar 60 puntos de sutura en la herida. Además, la víctima también sufrió de una cuenca ocular rota y hemorragia en la retina. Desde el hospital, remarcó que sus pesas estaban al costado del banco y que se podía observar claramente que aún estaba ocupado.

Así terminó Gary Reed luego de la agresión y la atención en el hospital
Gentileza Newsflare


Así terminó Gary Reed luego de la agresión y la atención en el hospital (Gentileza Newsflare/)

Según su testimonio, solamente le pidió al agresor dos minutos para terminar sus series en ese banco y dejarlo a disposición. En esa misma línea, también relató que había otros disponibles y que presume que el hombre solamente tenía ganas de pelear.

“Seguí entrenando y luego vino hacia mí por atrás como un cobarde y me golpeó en la cabeza. Podría haberme matado, es como un intento de asesinato”, manifestó. Por otra parte, se mostró sorprendido de que el golpe no lo haya noqueado y de poderse levantar con tanta velocidad para enfrentar a su agresor.

Le sacaron la mandíbula por una infección en un diente y vive un verdadero calvario: “Traumatizada”

Reed también insiste en que quien lo golpeó en el gimnasio pague su factura del hospital. Para su tratamiento, el hombre debió desembolsar 25.000 baht, que se traduce en una cifra apenas superior a los 85.000 pesos. El agresor ya está identificado y se espera por el avance de la investigación.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.