Brutal feminicidio en Texas destapa culto satánico

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 20 (EL UNIVERSAL).- Tres presuntos miembros de un culto satánico fueron arrestados en Texas, Estados Unidos, por el asesinato de una mujer, en lo que llamaron un "sacrificio humano".

La policía visitó la casa rodante donde vivía Sarah Hopson, de 36 años, para checar que se encontrara bien, pero encontraron una escena aterradora.

De acuerdo con reportes de la oficina del alguacil del condado de Shelby, la mujer tenía señales de haber sido golpeada en la cabeza con una piedra, y le cortaron los dedos de las manos y de los pies y las orejas y la metieron en una bolsa de plástico colocada entre sus piernas, en la localidad de Joaquin.

La víctima tenía grandes heridas en el lado derecho de la cabeza y en la frente, y su cuerpo sin vida estaba envuelto en una alfombra.

Un hombre identificado como Ethan Myers, de 26 años, fue detenido el jueves pasado, tras evitar a la policía escondiéndose en el bosque. Se le acusó de asesinato y de evasión de arresto.

Allen Price y Teresa Louviere también fueron detenidos en relación con el asesinato y fueron acusados de manipulación/fabricación de pruebas físicas con la intención de dañar un cadáver humano, informó Law & Crime.

Price y Louviere fueron quienes solicitaron a la policía hacer una "visita de control de bienestar" para Hopson, diciendo que creían que "Ethan Myers había hecho algo a Sarah Hopson", indica la declaración jurada de causa probable, obtenida por KLTV.

Hopson fue encontrada alrededor de las 4 de la tarde dentro de su casa móvil en la carretera del condado 3625 y los ayudantes del sheriff descubrieron inmediatamente su cuerpo sin vida enrollado en un trozo de alfombra que había sido cortado del suelo.

Price y Louviere dijeron a los agentes que Myers se alojaba en su casa y que había estado "actuando de forma extraña" antes de huir de su casa cubierto de sangre.

Price también habría dicho a la policía que Myers había estado involucrado en "actividades de culto".

La versión fue confirmada por la madre de Myers, quien reveló a los agentes que su hijo "oía voces" y era "satánico" y que se escondía en el bosque para evitar ser detenido. Según ella, fue la propia Hopson quien pidió a Myers que "la sacrificara". Se desconoce si la víctima y él estaban en algún tipo de relación.

De acuerdo con la aplicación Law & Crime, la policía cree que los tres detenidos eran parte del culto satánico. El medio Daily Beast report que Myers es miembro de la Iglesia de Satán, que no es considerado un grupo violento.

Los investigadores encontraron, en una camioneta Dodge registrada a nombre de Louviere, una pala, bolsas de plástico, gasolina, un martillo y una piedra grande que encaja con el tipo de arma que parece haber sido utilizada para golpear a la víctima en la cabeza.

Myers quedó detenido y se le fijó una fianza de 1.25 millones de dólares, mientras que a los otros dos se les fijó una fianza de 250 mil dólares.