Bruselas recorta las previsiones de crecimiento de la eurozona y prevé una inflación débil

Por Jan Strupczewski
El Comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, presenta las previsiones económicas de otoño del ejecutivo de la UE durante una conferencia de prensa en la sede de la Comisión Europea en Bruselas, Bélgica, el 7 de noviembre de 2019

Por Jan Strupczewski

BRUSELAS, 7 nov (Reuters) - Es probable que la economía de la zona euro crezca más lentamente de lo previsto este año y el próximo, según las previsiones de la Comisión Europea publicadas el jueves, debido a los conflictos comerciales mundiales, las tensiones geopolíticas y el Brexit.

La Comisión redujo su previsión de crecimiento para los 19 países que comparten el euro al 1,1% este año, en lugar del 1,2% que esperaba en julio, y del 1,4% al 1,2% en 2020 y 2021.

"El crecimiento económico ha continuado, la creación de empleo ha sido robusta y la demanda interna fuerte. Sin embargo, podríamos estar enfrentándonos a aguas turbulentas en el futuro: un período de gran incertidumbre relacionada con los conflictos comerciales, el aumento de las tensiones geopolíticas, la debilidad persistente en el sector manufacturero y el Brexit", ha declarado el vicepresidente de la Comisión Europea para la zona euro, Valdis Dombrovskis.

"Insto a todos los países de la UE con altos niveles de deuda pública a que apliquen políticas fiscales prudentes y reduzcan sus niveles de deuda. Por otra parte, los Estados miembros que tienen margen fiscal deberían utilizarlo ahora", dijo.

La Comisión prevé que el déficit presupuestario total de la zona euro pase de un mínimo histórico del 0,5% del PIB en 2018 al 0,8% este año, que sea del 0,9% en 2020 y del 1,0% en 2021, a menos que cambien las políticas económicas.

Sin embargo, la presión para aumentar el estímulo fiscal recae principalmente en Alemania y los Países Bajos, a los que se hace referencia como países que tienen margen de maniobra fiscal, ya que ambos han registrado grandes superávit presupuestarios durante años y tienen una deuda pública baja.

Alemania tendrá un superávit presupuestario del 1,2% del PIB este año y del 0,6% en 2020, mientras que Países Bajos tendrá un superávit del 1,5% este año y del 0,5% el año próximo.

A pesar de la ralentización del crecimiento del PIB, la ratio de la deuda pública en relación con el PIB de la zona euro seguirá disminuyendo por quinto año consecutivo hasta el 86,4% este año, el 85,1% en 2020 y el 84,1% en 2021.

La Comisión considera que la inflación de la zona euro, que el Banco Central Europeo quiere mantener por debajo, pero cercana al 2% a medio plazo, será del 1,2% este año y el próximo, aumentará hasta el 1,3% en 2021, niveles que muy por debajo del objetivo del BCE.

"La inflación.... se ha ralentizado en lo que va de año debido a la caída de los precios de la energía y a que las empresas han optado en gran medida por absorber el coste de unos salarios más elevados en sus márgenes en lugar de repercutirlos en los clientes", ha declarado la Comisión.

"Se espera que las presiones inflacionarias permanezcan atenuadas durante los próximos dos años", dijo.


(Información de Jan Strupczewski; traducido por Tomás Cobos en la redacción de Madrid)