Bruselas propone más transparencia en la financiación a los partidos europeos

·2  min de lectura

Bruselas, 25 nov (EFE).- La Comisión Europea propuso este jueves nuevas normas sobre la financiación de los partidos y fundaciones políticas de ámbito europeo, entre ellas nuevos requisitos de transparencia sobre el origen de los fondos.

Las donaciones que superen los 3.000 euros deberán someterse a un proceso de auditoría y todas aquellas que provengan de fuera de la Unión Europea seguirán prohibidas, explicó en una rueda de prensa la vicepresidenta del Ejecutivo Comunitario para Valores y Transparencia, Vera Jourová.

Por lo que respecta a las contribuciones, las que provengan de terceros países solo podrán suponer un 10 % del total, con el objetivo de limitar el riesgo de interferencia extranjera.

Bruselas también propuso hoy nuevas reglas para dotar de mayor transparencia a los anuncios políticos que los ciudadanos ven en las redes sociales.

En concreto, la Comisión quiere prohibir el uso de datos personales sensibles como el género, la raza o las creencias políticas y religiosas para emitir anuncios políticos personalizados, salvo que los ciudadanos consientan explícitamente la utilización de esta información.

Además, los anuncios que se muestren en las redes sociales tendrán que dejar claro que lo son y se deberá proporcionar información a los usuarios sobre quién lo paga, cuánto dinero ha recibido y a qué acontecimiento político se refiere.

En caso de que no se dé a conocer esa información, la publicidad política no se podrá mostrar y serán las autoridades nacionales de protección de datos las encargadas de fijar una sanción "proporcional", explicó Jourová.

"Las elecciones no deben ser una competición de métodos opacos y con falta de transparencia", señaló la vicepresidenta de la Comisión.

Bruselas también planteó hoy nuevas normas para fomentar la participación en las elecciones europeas y municipales de todos aquellos ciudadanos que residen en un país de la UE diferente al de origen, que según sus cálculos son 13,5 millones de personas.

Así, por ejemplo, se les deberá dar información sobre sus derechos electorales, en una lengua que hablen la mayoría de los nuevos residentes en un país determinado.

La Comisión quiere que estas normas estén aprobadas antes de las próximas elecciones al Parlamento Europeo de 2024.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.