Bruselas critica la manera en que Polonia gestiona la crisis con Bielorrusia

·3  min de lectura

Bruselas, 9 nov (EFE).- La Comisión Europea cree que Polonia debería ser más "transparente" sobre la protección de sus fronteras con Bielorrusia y aceptar la presencia de agentes de Frontex, como hace Lituania, dijo hoy la comisaria de Interior, Ylva Johansson.

La comisaria participó hoy en la Comisión de Peticiones de la Eurocámara para hablar del Plan de Acción de la UE contra el tráfico de migrantes para el periodo 2021-2025.

Durante el debate hubo referencias a la crisis abierta por Bielorrusia al utilizar los flujos irregulares como arma política contra los Veintisiete, ayudando a llegar hasta las fronteras con Lituania, Polonia y Letonia a miles de migrantes en los últimos meses.

Johansson mencionó las "diferencias" entre Lituania y Polonia a la hora de responder a lo que la UE considera una "guerra híbrida"

Lituania "ha contactado con la UE, ha sido transparente y ha aceptado la ayuda de Frontex", algo lógico según considera el Ejecutivo comunitario, teniendo en cuenta que la protección de las fronteras exteriores de la UE es "un trabajo europeo".

Consideró en ese contexto que esa debería ser la manera en que Polonia gestione la crisis.

"Sería bueno que hubiera más agentes en Polonia. Hace falta transparencia, saber lo que se está haciendo ahí", subrayó Johansson, que visitó Polonia en octubre para abordar ese asunto con las autoridades nacionales.

Precisamente hoy el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, pidió a Polonia que acepte la ayuda de Frontex, para gestionar la crisis migratoria que sufre por los "juegos de poder político" del régimen del presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko.

En su cuenta en la red social Twitter, Sassoli se mostró "alarmado" por la situación en la frontera entre Polonia y Bielorrusia y pidió a Lukashenko que deje de "explotar" a los migrantes.

"Pedimos a Polonia que acepte la oferta de la UE para ayudar a las personas vulnerables de forma ordenada y evitar una nueva escalada", añadió.

Para tratar de cortar esos flujos, el vicepresidente comunitario Margaritis Schinas, en coordinación con el alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, viajará "en los próximos días" a los principales países de origen y de tránsito "para asegurarse de que actúan para evitar que sus propios nacionales caigan en la trampa tendida por las autoridades bielorrusas", anunció anoche la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Por otra parte, hoy la UE decidió suspender parcialmente la aplicación del acuerdo de facilitación de visados entre la UE y Bielorrusia, algo que afectará a los funcionarios de Bielorrusia.

La suspensión cubre las disposiciones que eximen de los requisitos de pruebas documentales, regulan la emisión de visados de entrada múltiple y reducen las tarifas de solicitud de visados que se aplican a los funcionarios del régimen de Bielorrusia, precisó el Consejo en un comunicado.

Esta decisión no afectará a los ciudadanos de a pie de Bielorrusia, que seguirán disfrutando de los mismos beneficios en virtud del acuerdo de facilitación de visados, según precisó el Consejo (países de la UE) en un comunicado.

Bruselas estudia además sancionar, incluso mediante listas negras, a las aerolíneas de terceros países que "participen activamente en el tráfico de personas", según indicó Von der Leyen el lunes en una declaración.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.