Bruno Covas, el joven alcalde que perdió el pulso contra el cáncer

Sao Paulo, 16 may (EFE).- Bruno Covas se convirtió en 2018 en el alcalde más joven de Sao Paulo desde la redemocratización de Brasil. Como primer edil de la ciudad más poblada de Sudamérica, enfrentó la pandemia y libró una dura batalla contra el cáncer, pero falleció este domingo a sus 41 años de edad.

Abogado y economista de formación, Bruno Covas bebió la política desde la cuna, donde fue preparado para seguir los pasos de su abuelo, el legendario e influyente político Mario Covas (1930-2001), quien fue alcalde y gobernador de Sao Paulo y también enfrentó un cáncer cuando ejercía el poder.

Covas, quien se apartó del cargo el 2 de mayo, falleció de cáncer justo 20 años después de que la misma enfermedad se llevara por delante a su idolatrado abuelo.

UNA VIDA DEDICADA A LA POLÍTICA

Militante del Partido Social de la Democracia Brasileña (PSDB, centroderecha), Covas tomó las riendas del Ayuntamiento de Sao Paulo en 2018, cuando el entonces alcalde Joao Doria dejó el cargo para asumir la gobernación del estado homónimo.

En noviembre del año pasado fue reelegido tras vencer en la segunda vuelta de las elecciones municipales al candidato de izquierda Guilherme Boulos, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL).

En los últimos años Covas combatió el cáncer y se enfrentó a la pandemia del coronavirus en el principal epicentro de Latinoamérica, un desafío que le obligó a instalar su dormitorio durante 82 días en el propio Ayuntamiento para implicarse más en las decisiones.

Divorciado y con un hijo de 15 años, consagró todo su tiempo a la gestión pública, algo que le ayudó "a pensar menos" en un cáncer entre el esófago y el estómago contra la que peleaba desde 2019 y que en los últimos años transformó visiblemente su imagen, dejándole más delgado, sin cabello y con la tez pálida.

Pese al cáncer, Covas nunca pensó tirar la toalla y permaneció al frente del cargo hasta los últimos días, en los que despachaba con sus asesores desde el hospital.

"Nunca pensé en desistir. Mientras la población me deje, es lo que quiero hacer", declaró en una entrevista a Efe durante la campaña del pasado año, en la que compaginó su agenda electoral con la de alcalde y un tratamiento de inmunoterapia para tratar su tercer tumor.

No obstante, el agravamiento de la enfermedad le obligó a apartarse temporalmente del cargo.

Conciliador y diplomático, Covas lideró durante 3 años el principal polo económico y cultural de Brasil, pero también una metrópoli que afronta graves problemas de tráfico, precariedad de vivienda, contaminación y violencia.

Bajo su mandato, Sao Paulo vivió una huelga de camioneros que dejó desabastecida esta ciudad de 12 millones de habitantes, la mayor inundación en 70 años y la peor crisis sanitaria en un siglo, la cual ha puesto los hospitales de la ciudad al borde del colapso.

"Es difícil escoger el desafío. Gobernar Sao Paulo ya es un desafío por sí solo", declaró.

UN POLÍTICO DE CENTRO EN UN BRASIL POLARIZADO

En un Brasil polarizado, Covas se definía con un político de centro que condenaba el negacionismo del presidente Jair Bolsonaro. Comedido en sus palabras, heredó el apellido y parte del bagaje político de su abuelo, pero tuvo que abrirse un hueco en uno de los partidos más tradicionales de Brasil, repleto de viejas glorias.

Estudió en el elitista colegio Bandeirantes de Sao Paulo y se graduó en Derecho y Economía. Líder de las juventudes del PSDB del expresidente Fernando Henrique Cardoso desde finales de los 90, obtuvo un escaño en el parlamento regional de Sao Paulo en 2006, cuando contaba apenas 26 años.

En 2011 integró el gobierno del estado paulista como responsable por la secretaria de Medio Ambiente y en 2014 ganó su acta como diputado federal. Votó a favor de la controvertida destitución de la presidenta progresista Dilma Rousseff en 2016.

A finales de ese mismo año se presentó como segundo edil en la candidatura de Joao Doria, que venció contra todo pronóstico al regidor de izquierdas Fernando Haddad. Tras la renuncia de Doria, se convirtió en el alcalde más joven de Sao Paulo desde la redemocratización.

Su trayectoria natural, una vez concluido su mandato como alcalde de Sao Paulo, era aspirar a la gobernación del estado homónimo, la misma que su abuelo dirigió antes de fallecer, pero el cáncer se interpuso en su camino.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.