Brujas verdes: Messi, Escobar Gaviria y "verdelandia", los logos detrás de un cargamento de 5080 kilos de marihuana

Gabriel Di Nicola
·4  min de lectura

Todo estaba preparado. La carga tenía diferentes clientes como destinatarios, tanto en la ciudad de Buenos Aires como en el conurbano. Para no cometer errores y para que, posteriormente, no hubiera quejas, los paquetes llevaban impresas etiquetas: unas, con la caricatura de Lionel Messi; otras, con el fallecido capo narco Pablo Escobar Gaviria, el temible Patrón del Mal, y unas con la leyenda "Verdelandia, made in Paraguay". Pero, pese a tanto preparativo y tanto esfuerzo organizativo, el cargamento, de 5080 kilos de marihuana, fue interceptado en Santo Tomé, Corrientes, en un operativo en el que fueron detenidos cuatro sospechosos señalados como responsables del transporte del estupefaciente.

El resultado del Operativo Brujas Verdes fue dado a conocer hoy por la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, y el vicejefe de Gobierno porteño y funcionario a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli.

Según informaron fuentes policiales a LA NACION, el secuestro de las cinco toneladas de marihuana y la detención de los cuatro sospechosos fue el punto culminante de una pesquisa que comenzó el año pasado, cuando el juez federal Ariel Lijo le envió un oficio a la Policía de la Ciudad en el que le solicitó que investigara cómo ingresaban las drogas ilegales al territorio porteño. La pista para interceptar el cargamento incautado en Brujas Verdes se descubrió hace tres meses.

Cronología. De la discusión en la cena a los disparos del final: así fue el femicidio en Martindale

"Por tareas de campo y el dato aportado por un informante se determinó que había planes de hacer una entrega importante de marihuana. La información indicaba que la droga, ingresada ilegalmente desde Paraguay, iba a ser cargada en un camión en Formosa o en Misiones", explicó un detective del caso.

Brigadas de la Policía de la Ciudad viajaron al norte del país y después de una serie de averiguaciones se logró identificar al chofer del camión que supuestamente la organización había contratado para trasladar la marihuana.

El juez federal Lijo autorizó una serie de intervenciones telefónicas y el 31 de octubre pasado, en coincidencia con la celebración de la "Noche de Brujas", las comunicaciones interceptadas dieron las pruebas que faltaban para tener la certeza de que la organización criminal tenía todo preparado para comenzar el viaje desde el norte hacia Buenos Aires con la carga de cannabis.

Los investigadores determinaron que la marihuana había sido cargada cerca de Puerto Iguazú, Misiones. El martes pasado se decidió hacer un control en las rutas para intentar secuestrar la droga y detener a los sospechosos. Personal de la División Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad, al mando del comisario José Salles Paz, se apostó en Zárate para recorrer la ruta de sur a norte, y detectives de la División Investigaciones Narcotráfico Noreste 6 de la Dirección General de Aduanas (DGA) hicieron el camino inverso, de norte a sur.

"El personal de la Aduana divisó el camión sospechoso a la altura de Santo Tomé, en Corrientes. Como el personal de la Policía de la Ciudad estaba en ruta, a tres horas de distancia, se le pidió colaboración a personal de la Policía Federal Argentina (PFA) y a la Policía de Corrientes", explicaron las fuentes consultadas.

Fue así que se logró interceptar el camión, que fue trasladado al puesto aduanero de Santo Tomé, donde se lo revisó con el escáner y se descubrió que llevaba una carga sospechosa.

"Los precintos aduaneros habían sido adulterados. Y la documentación era apócrifa", dijo una calificada fuente del caso. Los papeles señalaban que el camión transportaba pintura.

Los investigadores determinaron que otro camión que circulaba en las inmediaciones era parte del plan criminal.

"Sabíamos que, últimamente, al camión que lleva la droga lo acompañaba otro vehículo con un doble fondo en el que se ocultaba el dinero que se debe pagar por el cargamento ilegal", dijo un detective que participó de la investigación. Según estimaciones oficiales, el valor de la marihuana secuestrada podría ascender a 100 millones de pesos en los mercados de distribución y comercialización de estupefacientes.

Los detenidos fueron los dos choferes y sus acompañantes: tres argentinos y un brasileño.

"Quisiera resaltar esta imagen, este trabajo en conjunto que hacemos con el jefe [comisario general Juan Carlos Hernández] y el subjefe [Osvaldo Mato] de la PFA, con el secretario de Seguridad de la Nación [Eduardo Villalba], con la ministra Frederic, con la que trabajamos todos los días con nuestros jefe y subjefe de la Policía de la Ciudad [Gabriel Berard y Oscar Cejas] y el secretario de Justicia y Seguridad [Marcelo D'Alessandro]",afirmó Santilli.

Por su parte, Frederic resaltó la "investigación hecha por la Policía de la Ciudad, que permitió retirar cinco toneladas de marihuana del mercado, preservando la salud de mucha gente".

La funcionaria nacional agregó: "Como dijo el vicejefe de gobierno, desde el primer día trabajamos coordinadamente con la Ciudad. Hemos dado muestras del trabajo en conjunto. Lo de hoy es un ejemplo, donde nosotros apoyamos el trabajo de la Policía de la Ciudad con la PFA y con la Policía de Corrientes".

Se sospecha que la droga tenía como destino final las villas 1-11-14, en el Bajo Flores, y la Zavaleta, en el límite entre Nueva Pompeya y Barracas, además de distintas zonas calientes del conurbano.