No podría haber mejor momento para los brownies maximalistas

Melissa Clark
·9  min de lectura
Brownies con pretzels salados, en Nueva York, el 26 de enero de 2021. Estilista de alimentos Yossy Arefi. (Yossy Arefi/The New York Times)
Brownies con pretzels salados, en Nueva York, el 26 de enero de 2021. Estilista de alimentos Yossy Arefi. (Yossy Arefi/The New York Times)

En el amplio y variado mundo de las recetas de brownies, existen versiones minimalistas: presentaciones simples sin nueces, chispas ni glaseado. También están las maximalistas, rellenas hasta sus orillas chocolatosas con todo tipo de dulce en exceso.

Sin duda, mi sensatez de adulta prefiere los matices de las versiones más sobrias. Pero el resto de mi alma agotada por la pandemia pide a gritos una recompensa: que sean tan empalagosos y chiclosos y estén tan decorados con tanta opulencia como se pueda.

Así que concebí estas tres formas diferentes de recetas de brownies para satisfacer mis deseos más profundos por el chocolate: salados, con nueces e inspirados en las barras de chocolate.

Los brownies con pretzels salados son los más moderados de todos, y se basan en la técnica de espolvorear al final un poco de sal en hojuelas para que los brownies adquieran un sabor agridulce. En este caso, los pretzels salados tienen más o menos el mismo efecto y añaden un atributo crujiente y tostado junto con un toque salado. Si puedes, busca pretzels pequeños para coronar, los cuales se ven especialmente lindos acomodados como si fueran corazones trenzados en la superficie agrietada del brownie.

Debido a que, por sí misma, la corona de pretzels no se consideraría realmente maximalista (al menos en mi mente), también he incluido una pasta de galleta graham y de pretzel triturado debajo de la masa del brownie, lo que les da a las barritas el encanto de una galleta por la que pasan notas de caramelo salado.

La inspiración para la siguiente variante del brownie comenzó con el alma de coco de la barra de chocolate Mounds. Pero al experimentar, me di cuenta de que la diferencia entre el relleno de una barra de chocolate Mounds hecho en casa y un macarrón clásico de coco está principalmente en la proporción de leche condensada endulzada y hojuelas de coco. Para estos brownies, solo añadí suficiente leche melosa para aglutinar el coco y luego puse cucharadas de esta mezcla en “montoncitos” sobre la masa. Parte galleta y parte dulce, son lo máximo de la mejor manera posible.

Y, finalmente, para mi última receta mezclé brownies con tarta de nuez pacana. La base es la parte del brownie, un remplazo denso y acaramelado de la típica corteza quebrada. Y luego, en la superficie, las pacanas envueltas en una espléndida capa viscosa de miel que al hornearse se convierten en una manta brillosa y crujiente que parece mucho más sutil de lo que sabe.

Después de todo, la sutileza no es lo que se espera de ninguna de estas golosinas, que son tan exuberantemente placenteras como solo pueden ser los brownies, justo cuando más lo necesitamos.

(Yossy Arefi/The New York Times)
(Yossy Arefi/The New York Times)

Receta: Brownies de macarrón de coco

Rinde para 16 brownies

Tiempo total de preparación: una hora

Para los brownies:

1/2 taza / 115 gramos de mantequilla sin sal (una barra), más lo necesario para engrasar la bandeja

115 gramos de chocolate sin azúcar, partido en pedazos grandes o troceado

1 1/4 tazas / 250 gramos de azúcar

2 huevos grandes, a temperatura ambiente

1/2 taza / 65 gramos de harina común

2 cucharadas de polvo de cacao con proceso holandés

2 cucharaditas de extracto de vainilla

3/4 cucharaditas de sal de mar fina

1/4 de taza / 45 gramos de chispas de chocolate miniatura o de tamaño normal (opcional)

Para los montoncitos de coco:

2 tazas / 170 gramos de coco rallado endulzado

1/2 taza / 120 mililitros de leche condensada endulzada

1 clara de huevo

1 cucharadita de extracto de vainilla

Una pizca de sal de mar fina

Sal de mar en hojuelas, como Maldon

Preparación:

1. Calienta el horno a 177 grados Celsius. Extiende una capa ligera de mantequilla en una bandeja de metal para hornear cuadrada de 20 centímetros y cúbrela con papel sulfurizado, dejando cinco centímetros más de cada lado para que se facilite sacar de la bandeja los brownies horneados.

2. Prepara los brownies: Añade la mantequilla y el chocolate a una olla mediana y colócala sobre una flama baja. Derrite la mezcla cuidando que no se queme el chocolate y revolviendo de manera constante con una espátula de hule hasta que se suavice. Vierte la mezcla de chocolate en un tazón grande y mézclala con el azúcar. Deja enfriar la mezcla durante aproximadamente cinco minutos hasta que esté tibia al tacto.

3. Bate los huevos dentro de la mezcla ya fría del chocolate. Bate la harina, el polvo de cacao y la sal. Añade las chispas de chocolate, si las usas. Vierte la masa en la bandeja preparada y alísala para que quede una capa uniforme. Apártala.

4. Prepara los montoncitos de coco: En un tazón mediano, mezcla el coco rallado, la leche condensada, la clara de huevo, la vainilla y la sal de mar fina. Con una espátula de hule, mezcla hasta que esté bien incorporada. Con una cuchara para helado pequeña o una cuchara normal, haz 16 montoncitos de la mezcla de coco espaciados de manera uniforme en hileras de 4 por 4, sobre la masa del brownie.

5. Espolvorea encima un poco de la sal de mar en hojuelas. Hornea de 25 a 35 minutos hasta que los montoncitos de coco y la parte superior del brownie endurezcan y estén firmes al tacto, sobre todo en el centro. Transfiere la bandeja a una rejilla para que se enfríe por completo antes de partir en 16 cuadritos.

Receta: Brownies tipo tarta de nuez pacana

Rinde para 16 brownies

Tiempo total de preparación: 1 1/4 horas

Para los brownies:

1/2 taza / 115 gramos de mantequilla sin sal (una barra), más lo necesario para engrasar la bandeja

115 gramos de chocolate sin azúcar, partido en pedazos grandes o troceado

1 1/4 tazas / 250 gramos de azúcar

2 huevos grandes, a temperatura ambiente

1 taza / 130 gramos de harina común

2 cucharadas de polvo de cacao con proceso holandés

2 cucharaditas de extracto de vainilla

3/4 de cucharadita de sal de mar fina

1/4 taza / 45 gramos de chispas de chocolate miniatura o de tamaño normal (opcional)

Para la capa de nuez pacana:

6 cucharadas / 85 gramos de mantequilla sin sal (3/4 de barra), derretida

1/4 taza / 60 mililitros de miel

1/4 taza / 55 gramos de azúcar morena clara u obscura

2 cucharadas de crema para batir

1/4 de cucharadita de sal de mar fina

2 tazas / 200 gramos de mitades de pacana tostada, picada grueso

Sal de mar en hojuelas, como Maldon

Preparación:

1. Calienta el horno a 177 grados Celsius. Extiende una capa ligera de mantequilla en una bandeja de metal para hornear cuadrada de 20 centímetros y cúbrela con papel sulfurizado, dejando cinco centímetros más de cada lado para que se facilite sacar los brownies horneados de la bandeja.

2. Prepara los brownies: Añade la mantequilla y el chocolate a una olla mediana y colócala sobre una flama baja. Derrite la mezcla cuidando que no se queme el chocolate y revolviendo de manera constante con una espátula de hule hasta que se suavice. Vierte la mezcla de chocolate en un tazón grande y mézclala con el azúcar. Deja enfriar la mezcla durante aproximadamente cinco minutos hasta que esté tibia al tacto.

3. Bate los huevos dentro de la mezcla del chocolate ya fría. Bate la harina, el polvo de cacao y la sal. Añade las chispas de chocolate, si las usas. Vierte la masa en la bandeja preparada y alísala para que quede una capa uniforme. Apártala.

4. Prepara la capa de pacana: En un tazón mediano, bate la mantequilla, la miel, la azúcar morena, la crema espesa y la sal de mar fina. Añade las pacanas hasta que estén bien cubiertas.

5. Vierte la mezcla de pacanas en una capa uniforme sobre la masa del brownie. En la parte superior espolvorea un poco de sal de mar en hojuelas. Hornea de 45 a 55 minutos hasta que endurezca la parte superior y esté firme al tacto, sobre todo en el centro. Transfiere a una rejilla para que se enfríe por completo antes de partir en 16 cuadritos.

Receta: Brownies de pretzels salados

Rinde para 16 brownies

Tiempo total de preparación: una hora

Para la masa:

1/2 taza / 115 gramos de mantequilla sin sal (una barra), derretida, más lo necesario para engrasar la bandeja

1 taza / 120 gramos de migajas de galleta graham (de aproximadamente 7 láminas de galletas graham)

1/2 taza / 30 gramos de pretzels finamente triturados

1 clara de huevo

Para los brownies:

1/2 taza / 115 gramos de mantequilla sin sal (una barra)

115 gramos de chocolate sin azúcar, partido en pedazos grandes o troceado

1 1/4 tazas / 250 gramos de azúcar

2 huevos grandes, a temperatura ambiente

1/2 taza / 65 gramos de harina común

2 cucharadas de polvo de cacao con proceso holandés

2 cucharaditas de extracto de vainilla

3/4 de cucharadita de sal de mar fina

1/3 de taza / 60 gramos de chispas de chocolate miniatura o de tamaño normal (opcional)

Pretzels enteros pequeños para coronar los brownies

Preparación:

1. Calienta el horno a 177 grados Celsius. Extiende una capa ligera de mantequilla en una bandeja de metal para hornear cuadrada de 20 centímetros y cúbrela con papel sulfurizado, dejando cinco centímetros más de cada lado para que se facilite sacar los brownies horneados de la bandeja.

2. Prepara la pasta: Mezcla la mantequilla, las migajas de galletas graham, los pretzels triturados y la clara de huevo en un procesador de alimentos. Muele hasta que la mezcla esté bien integrada. Transfiere a la bandeja preparada y extiende en el fondo la mezcla de migajas en una capa uniforme. Hornea de 14 a 17 minutos hasta que las orillas estén bien doradas. Transfiere la bandeja a una rejilla para que se enfríe.

3. Prepara los brownies: Aumenta la temperatura del horno a 205 grados Celsius. Añade la mantequilla y el chocolate a una olla mediana y colócala sobre una flama baja. Derrite la mezcla cuidando que no se queme el chocolate y revolviendo de manera constante con una espátula de hule hasta que se suavice. Vierte la mezcla de chocolate en un tazón grande y mézclala con el azúcar. Deja enfriar la mezcla durante aproximadamente cinco minutos hasta que esté tibia al tacto.

4. Bate los huevos dentro de la mezcla del chocolate ya fría. Bate la harina, el polvo de cacao y la sal. Añade las chispas de chocolate, si las usas.

5. Vierte la masa sobre la pasta hasta formar una capa uniforme. Corona con pretzels y hornea de 20 a 25 minutos hasta que la parte superior endurezca y esté firme al tacto, sobre todo en el centro. Transfiere la bandeja a una rejilla para que se enfríe por completo antes de partir en 16 cuadritos.

© 2021 The New York Times Company

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Salmón: un impresionante platillo principal con solo cinco ingredientes

Quién inventó las tortas y el amor de los mexicanos por ellas

Prepara en casa un banquete digno de un restaurante

EN VIDEO: Aventuras gastronómicas: escarabajos