Broward pide a los electores que paguen más para subir el sueldo a los maestros y mejorar la seguridad escolar

·6  min de lectura
Broward County Public Schools

Los electores de Broward deben decidir si quieren pagar más impuestos a la propiedad en los próximos cuatro años para financiar aumentos de sueldo de los maestros, contratar más personal de seguridad escolar y reforzar los programas de salud mental en las escuelas públicas de Broward, todo ello en medio del aumento del costo de la vida.

El distrito escolar de Broward está tratando de recaudar alrededor de $227 millones anuales durante los próximos cuatro años, de los cuales alrededor de $177 millones se destinarían a las escuelas públicas tradicionales de Broward y $45 millones a las escuelas charter.

La mayor parte de los fondos —75%— se destinarían a aumentos para los maestros y otros empleados elegibles. Hasta 17% se asignaría para el personal de seguridad y la parte restante, alrededor de 8%, para los profesionales de la salud mental.

La votación anticipada comenzó el sábado 13 de agosto y se extiende hasta el domingo 21 de agosto, de 10 a.m. a 7 p.m. La elección primaria es el martes 23 de agosto. Las juntas escolares de la Florida establecen una tasa de impuestos sobre la propiedad que genera fondos locales para las escuelas públicas y charter.

El referendo anterior, de 2018, que proporcionó fondos para estas iniciativas está a punto de expirar. El referendo se extendería desde el año fiscal 2023 hasta el 2027; está pidiendo a los electores que paguen el doble del impuesto a la propiedad correspondiente a las escuelas.

Si la medida recibe al menos 0% de los votos, el propietario de una vivienda con un valor gravable promedio de $390,000 pagaría unos $23 cada mes o $276 al año, el doble que en 2018. El propietario de un condominio con un valor de propiedad gravable promedio de $190,000 pagaría alrededor de $13 cada mes, o $156 por año, el doble del costo de 2018.

Broward no es el único distrito escolar que pide a los electores que paguen más este año para la compensación de los maestros y la seguridad escolar. El distrito escolar de Miami-Dade pedirá a los electores en la boleta del 8 de noviembre que extiendan su referendo de 2018 que expira en junio.

La Junta Escolar de Miami trata recaudar unos $400 millones para los salarios de los maestros y la seguridad escolar. Si se aprueba, la tasa impositiva que se aplica a los impuestos escolares pasaría de $75 a $100 por cada $100,000 del valor gravable de una propiedad, un aumento del 33%.

Otros distritos escolares de Florida, incluyendo los de los condados Palm Beach, Hillsborough y Martin, también han incluido referendos en la boleta electoral para agosto o noviembre.

Un catalizador detrás de estas medidas es una decisión judicial de principios de este año. En marzo, el Tribunal de Apelaciones del Tercer Distrito de Miami dictaminó que las escuelas charter tienen derecho a recibir una parte del dinero aprobado por los electores de Miami-Dade en el referendo de 2018. El panel de tres jueces del tribunal de apelaciones anuló un fallo del tribunal de circuito que falló que la Junta Escolar de Miami-Dade no tenía que compartir el dinero con la ciudad de Aventura y la Archimedean Academy, una escuela charter de Miami-Dade.

Los distritos argumentan que si no aprueban estos nuevos referendos, los fondos para los maestros y la seguridad escolar disminuirán porque las escuelas charter recibirán una parte de los fondos.

No hay suficientes fondos estatales, dice Broward

Los distritos escolares recaudan fondos a través de referendos porque los legisladores de Tallahassee no financian las escuelas adecuadamente, dijo la superintendente escolar de Broward, Vickie Cartwright. Para obtener dinero adicional, los funcionarios escolares deben pedirlo a los habitantes de la jurisdicción, señaló.

El presupuesto anual del distrito escolar de Broward fue de alrededor de $4,800 millones para el año escolar 2021-2022, frente a $4,500 millones en el año anterior. La junta escolar celebrará su última audiencia pública sobre el presupuesto el 13 de septiembre, cuando votará sobre el presupuesto. Las escuelas públicas de Broward son el sexto distrito escolar más grande del país, con unos 256,000 estudiantes.

El referendo en Broward ayudaría a reclutar y retener a los maestros y mantenerse competitivo con los distritos cercanos como Miami-Dade, dijo Cartwright. A partir del 4 de agosto, el distrito escolar de Broward tenía 280 vacantes docentes, en comparación con 525 en el mismo momento del año escolar pasado. En un tuit del 8 de agosto —alrededor de una semana antes que comenzaran las clases— las escuelas de Broward informaron que todavía estaban “contratando activamente” maestros, especialistas en medios de comunicación y asesores.

Si el referendo fracasa, el distrito escolar de Broward perdería unos $112 millones en financiación anual: $21 millones para unos 540 empleados de seguridad escolar, $9 millones para unos 100 empleados de salud mental y $82 millones en suplementos de compensación para el personal, incluyendo maestros y conductores de autobús.

En ese caso, el distrito tendría que recortar en otras áreas, como la programación estudiantil, para reemplazar los dólares del referendo porque, dijo Cartwright, los maestros, el personal de seguridad escolar y los asesores de salud mental son indispensables.

“No podemos permitirnos el lujo de reducir eso, así que ¿de dónde vamos a sacar el dinero?”, preguntó. “Sinceramente, es algo sumamente importante. Sin eso, todo está sobre la mesa”.

¿Suficiente mercadotecnia?

Anna Fusco, la presidenta del sindicato de maestros de Broward, dijo que cree que el distrito pudiera haber promovido mejor el referendo, incluyendo la celebración de una conferencia de prensa antes del 26 de julio.

“Se ha puesto en nuestras manos: ‘Aquí está. Ocúpense de eso’”, dijo Fusco.

Los maestros han ayudado a impulsar el asunto.

“Saben que es necesario aprobarlo para tener el dinero extra en sus nóminas. Definitivamente están conscientes de lo necesaria que es la comunicación para asegurar de que la gente salga a votar”, dijo. “¿Esperan que el distrito escolar haga más? Por supuesto”.

Ninguno de los referendos de las juntas escolares de Miami-Dade y Palm Beach estarán en la boleta electoral hasta el 8 de noviembre, día de las elecciones.

Pero la Junta Escolar de Palm Beach ya ha acordado contratar a una empresa de consultoría política a un costo de casi $400.000 para promover su referendo, según el Sun Sentinel. No está claro cómo las escuelas de Miami-Dade promoverán su medida ante los electores.

El distrito escolar de Broward dice que la ley estatal les restringe influir en el voto de una manera u otra, lo que impide a los funcionarios escolares el envío de volantes directamente a los electores. John Sullivan, un portavoz del distrito de Broward, dijo que el distrito ha gastado alrededor de $12,000 en Broward para imprimir material informativo.

Sin embargo, el distrito está usando su portal digital para hacer llegar su mensaje. En la parte superior de browardschools.com, hay un letrero grande que dice: Asegura el referendo de la próxima generación. Cuando se hace clic, lleva a la información sobre la medida, según el punto de vista del distrito.