Broward cancela segunda dosis de vacuna contra la viruela del mono debido a escasez

·8  min de lectura

Juan López, diseñador gráfico de Miami, recibió su primera vacuna contra la viruela del mono hace un mes. Estaba previsto que recibiera su segunda dosis este viernes.

Pero un correo electrónico que abrió el martes por la tarde decía que su segunda dosis se había cancelado porque las autoridades de Salud de Broward estaban destinando la vacuna solo a los que necesitaban una primera dosis.

“El Departamento de Salud de\Broward acaba de notificar lo siguiente: ‘Para maximizar el suministro de vacunas contra la viruela/viruela del mono-JYNNEOS, el Departamento de Salud está usando todas las dosis disponibles como primeras dosis solamente. Las segundas dosis se reprogramarán a medida que aumente el suministro de vacunas. Se le notificará en ese momento”, decía el correo electrónico que López recibió del Pride Center en Equality Park en Wilton Manors, donde tenía su cita.

López, quien trabaja en un despacho de abogados de Miami y fue diseñador del Herald, no estaba contento. Se supone que la vacuna debe administrarse en dos dosis con un mes de diferencia para que sea efectiva.

“Me dijeron que la única manera de que la vacuna sea 100% [efectiva] es si me pongo una segunda dosis. Así que ahora, al no recibir la segunda dosis, me siento engañado. Me siento totalmente engañado”, dijo López, de 52 años, un hombre gay que conoce a varios hombres que han contraído la viruela del mono, que Estados Unidos declaró recientemente como emergencia de salud pública.

El Pride Center, una de las pocas clínicas del sur de la Florida que han conseguido la vacuna, dijo que no tuvo más remedio que cancelar las citas para la segunda dosis después que el Departamento de Salud de Broward les comunicara el cambio de política.

“Muy decepcionante que se cancele en el último minuto. Muy frustrante”, dijo Robert Boo, director ejecutivo del Pride Center al Herald el jueves.

Sin embargo, a última hora de la tarde del jueves, López recibió otro correo electrónico del Pride Center en el que se le comunicaba que su cita para la segunda dosis volvía a estar disponible.

El cambio ocurrió después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) emitiera el martes una autorización de uso de emergencia para permitir que la vacuna contra la viruela del mono JYNNEOS se administre entre las capas de la piel, o por vía intradérmica en los adultos, un método de inyección que usa solo una quinta parte de la dosis, pero proporciona la misma protección, dijeron el martes funcionarios federales en una reunión informativa en la Casa Blanca.

El jueves por la tarde, los centros de vacunación de Broward comenzaron a reprogramar las citas canceladas para las segundas dosis. La FDA ha recomendado que las segundas dosis se administren con la nueva dosis de una quinta parte.

El uso de solo una quinta parte de la dosis de la vacuna por persona ayudará a aliviar la escasez de vacunas en Estados Unidos en un momento en que los casos de viruela del mono están creciendo rápidamente. Hasta el miércoles, el total de casos confirmados de viruela del mono en Estados Unidos había superado los 10,000, con 10,768, según informaron el jueves los CDC, lo que supone un aumento de más del 50% en comparación con hace dos semanas.

Las clínicas se pelean por las vacunas

La decisión inicial de cancelar la segunda dosis de la vacuna provocó ansiedad y confusión sobre la transmisión, las pruebas y las vacunas en el sur de la Florida, el epicentro estatal del brote de viruela del mono. Con los 414 casos confirmados y probables de Miami-Dade y los 374 de Broward, los dos condados sumaban 788 casos confirmados y probables hasta el jueves, 75% de los 1,055 casos del estado.

Broward tiene nueve centros de vacunación contra la viruela del mono: campus principal del DOH-Broward, Pride Center en Equality Park, Poverello Center, Sunserve, Richardson House (City of Wilton Manors), Hagen Park (City of Wilton Manors), Broward House, Broward Wellness Center y Children’s Reading Center and Museum.

Pero a diferencia de Miami-Dade, Broward no tiene ningún centro de vacunación contra la viruela del mono gestionado por el condado. Miami-Dade abrirá sus dos primeros centros de vacunación contra la viruela del mono en Tropical Park y en Miami Beach este viernes, anunció la alcaldesa Daniella Levine Cava. Las vacunas serán gratis, pero para las personas de alto riesgo, según la definición de los CDC. Hasta el miércoles por la tarde se habían concertado más de 600 citas.

La alcaldesa del Condado Miami-Dade, Daniella Levine Cava, habla en una conferencia de prensa el miércoles 10 de agosto de 2022 para anunciar los nuevos puntos de vacunación contra la viruela del mono en Miami Beach y en el Tropical Park, que abrirán el viernes.
La alcaldesa del Condado Miami-Dade, Daniella Levine Cava, habla en una conferencia de prensa el miércoles 10 de agosto de 2022 para anunciar los nuevos puntos de vacunación contra la viruela del mono en Miami Beach y en el Tropical Park, que abrirán el viernes.

Entre las personas consideradas de alto riesgo de contraer la viruela del mono se encuentran algunos trabajadores de laboratorio y de la salud; los que están en contacto estrecho con personas que han tenido viruela del mono; los hombres homosexuales o bisexuales que han tenido un historial reciente de enfermedades de transmisión sexual; y quienes viven con VIH, el virus que causa el SIDA, dijeron los CDC.

Incluso con la dosis de la vacuna multiplicada por cinco, las clínicas locales están desbordadas.

“Estamos desesperados por tener más suministro de vacunas”, dijo Stephen Fallon, director ejecutivo de Latinos Salud, con clínicas en Miami Beach, Westchester, North Miami y Wilton Manors. “Cada uno de nuestros cuatro locales podría fácilmente estar vacunando a cientos de personas por semana”.

Los envíos iniciales recibidos en julio eran pequeños: de 20 a 60 dosis, dijo Fallon. Ahora, las clínicas reciben regularmente entre 100 y 300 cada una o dos semanas. Pero eso aún no es suficiente.

Latinos Salud necesita esa cantidad de vacunas cada pocos días, dijo Fallon. Sus teléfonos siguen sonando con las preocupaciones de los pacientes sobre la disponibilidad de las vacunas. El miércoles, los locales de Miami Beach y Westchester recibieron 1,500 dosis de la vacuna contra la viruela del mono y el local de Wilton Manors recibió otras 500 dosis.

Las clínicas ahora inyectarán la vacuna entre las capas de la piel, ya que la FDA lo permitió el martes.

Fallon dijo que originalmente se le dijo que el Departamento de Salud de la Florida enviaría las segundas dosis tres semanas después de la primera inyección. Ahora, le dijeron a la clínica que usara todas sus inyecciones como primeras dosis. Latinos Salud está estudiando si puede reservar algunas vacunas para las segundas dosis.

El Departamento de Salud de la Florida no respondió a las solicitudes de declaraciones del Herald.

Boo, el director general del Pride Center en Wilton Manors, ha tenido experiencias similares.

“Abrimos las primeras 864 citas un viernes a las 4 p.m. y para el sábado a las 11 a.m. ya estaban todas llenas. Luego, en la siguiente oportunidad, el Departamento de Salud llamó un viernes con 180 dosis adicionales... en una hora y media esas 180 se habían acabado. Ese lunes volvieron con 864 [dosis] ... esas 864 citas se llenaron en tres horas”.

Cuando el Herald preguntó sobre la escasez de vacunas y su cambio de política, el Departamento de Salud de Broward emitió una declaración el jueves: “Dado el nuevo aumento en el suministro de vacunas, como resultado de la autorización de uso de emergencia de la FDA de la administración intradérmica de JYNNEOS, estamos trabajando con los municipios y aliados de la comunidad en la continuación y la ampliación de los sitios existentes donde sea posible y la apertura de sitios adicionales la próxima semana”.

El departamento dijo que todas las citas canceladas para la segunda dosis habían sido reprogramadas para la próxima semana.

Miami-Dade ofrecerá la vacuna en dos dosis separadas por cuatro semanas, dijo la alcaldesa del condado, Daniella Levine Cava, en la conferencia de prensa del miércoles.

Preguntas sobre las dosis de una quinta parte

La idea de usar solo una quinta parte de la dosis e inyectarla entre las capas de la piel ha hecho que los expertos en salud pública se muestren recelosos.

La Dra. Aileen Marty, profesora de Enfermedades Infecciosas en el Departamento de Medicina de la Facultad de Medicina Herbert Wertheim de FIU, no está segura de la eficacia de este enfoque.

“No lo sabemos”, dijo Marty. “Esto es un experimento. Eso es lo que es: un experimento. Es una esperanza y una oración en una situación desesperada”.

Estudios preliminares recientes sugieren que la administración de la vacuna dentro de la piel en lugar de debajo de ella, como suele hacerse con las vacunas contra la viruela y la viruela del mono, puede hacer que una dosis sea suficiente, dijo Marty. Esto se debe a que existen “células centinela” muy especializadas en las capas más superficiales de la piel.

Son “excelentes para reconocer inmediatamente alguna rareza que haya entrado en su zona, ya sea un virus, una vacuna” y desencadenar una respuesta inmunitaria eficaz, señaló.

Sin embargo, Marty subraya que el estudio era preliminar. No era un ensayo clínico, ni siquiera un estudio de eficacia.

Señala que existen mejores vacunas, pero que Estados Unidos está atascado con una “técnica anticuada que se basa en la ciencia de principios del siglo XX. No preveíamos que esto fuera a ocurrir tan pronto”, dijo Marty. “Y por eso no nos preparamos”.

Jugando con el sistema

Ante la grave escasez de vacunas, López recurrió a métodos alternativos para adquirir las dosis.

“Tuve que jugar con el sistema”, dijo López el miércoles. “Así que me enteré de que Miami-Dade estaba dando citas para [la primera dosis de las] vacunas. Así que tuve que inscribirme como paciente nuevo. Y me dieron una cita”.

El jueves, López se enteró de que su cita para la vacuna fue finalmente reprogramada para el 17 de agosto en el Departamento de Salud del Condado Broward. Aunque aliviado, seguía preocupado.

“Me hace sentir que aquí no hay nadie que realmente se ocupe de nadie”. dijo López. “Hay que cuidarse”.