Autoridades locales elevan a 135 los muertos en los enfrentamientos en Darfur

·2  min de lectura

Jartum, 14 jun (EFE).- Los violentos enfrentamientos entre una tribu africana y otra árabe que tuvieron lugar la semana pasada en la conflictiva región de Darfur, en el oeste de Sudán, provocaron al menos 135 muertos, una treintena de desaparecidos y más de 7.000 familias desplazadas, informaron hoy las autoridades locales.

En un comunicado, el gobernador del municipio de Kulbus, en el estado de Darfur Oeste, dijo que los enfrentamientos que se desarrollaron ahí entre el 6 y el 11 de junio dejaron al menos 111 muertos de la tribu africana gimir, más de 20 heridos y un total de 22 aldeas quemadas.

Añadió que el balance puede aumentar porque hay 30 personas desaparecidas.

Por su parte, uno de los líderes tribales de la localidad, Mohamed Zain Idris, dijo a Efe que la tribu árabe rizeigat sufrió 24 bajas.

Hoy, la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) dijo en un informe que los enfrentamientos provocaron 126 muertos, nueve desaparecidos, unos 50.000 desplazados y una treintena de aldeas arrasadas.

Según el documento, los enfrentamientos se desarrollaron tras una disputa entre un miembro de la tribu africana gimir y otro de la árabe rizeigat por la propiedad de unas tierras.

Ambos hombres murieron en un intercambio de disparos y la violencia se extendió por la zona, añadió.

Este lunes el alcalde de Kulbus, Abás Mustafa, dijo a Efe que la situación estaba en calma tras el despliegue de fuerzas de seguridad en la zona.

La OCHA indicó que líderes de ambas tribus "han discutido la necesidad de impedir una mayor escalada del conflicto" y se ha establecido un comité que está recorriendo la zona para instar a la gente a evitar más hostilidades.

Este brote de violencia ha retrasado las misiones de ayuda humanitaria en la municipalidad de Kulbus, donde se estima que hay 15.000 personas que la necesitan, lamentó la OCHA, que indicó que en Kulbus los gimir se dedican principalmente a la agricultura y a la ganadería y los rizeigat a la cría de camellos y al pastoreo.

Este tipo de choques entre tribus árabes y africanas es habitual en Sudán y particularmente en Darfur, una región que vivió una guerra civil de tintes étnicos entre 2003 y 2008 con más de 300.000 muertos y 1,8 millones de desplazados y donde hasta 2020 había una misión de paz de la ONU.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.