El actual brote de ébola podría estar causado por una enfermera contagiada hace cinco años

Javier Peláez
·5  min de lectura
Virus ébola captado por micrografía electrónica de transmisión (TEM) coloreada | CDC Frederick A. Murphy, Dominio público
Virus ébola captado por micrografía electrónica de transmisión (TEM) coloreada | CDC Frederick A. Murphy, Dominio público

La actual pandemia ocasionada por el coronavirus SARS-CoV-2 domina la actualidad mediática dejando poco espacio a otras informaciones científicas y menos aún a otras crisis sanitarias originadas por virus diferentes. Todos, en mayor o menor medida, estamos algo saturados de noticias de virología o inmunología, lo que podría explicar que el nuevo brote de ébola registrado en África haya pasado algo más desapercibido que de costumbre. Hace ya un mes, el 14 de febrero de 2021, las autoridades sanitarias de la República de Guinea registraron un brote de ébola en la prefectura meridional de Nzérékoré. En las siguientes semanas se han ido identificando nuevos afectados y, hasta el momento se han registrado 18 casos de los cuales 9 han fallecido. Son los primeros casos confirmados por enfermedad del virus ébola (EVE) después del gran brote de 2013-2016 que registró casi 30.000 contagiados y aproximadamente 11.000 muertes, principalmente en países como Guinea, Liberia o Sierra Leona.

A principios de aquel año 2016, la Organización Mundial de la Salud daba por finalizado el brote y anunciaba que “se habían roto todas las cadenas de transmisión conocidas en África occidental”. Todos pensábamos, y mucho más teniendo en cuenta que ya han pasado cinco años, que aquel brote había terminado, sin embargo en estos días aquella frase de la OMS aludiendo a las cadenas de transmisión “conocidas” ha cobrado un inesperado y sorprendente significado.

Para investigar el reciente brote de EVE, el Ministerio de Salud de Guinea envió tres muestras al laboratorio regional de referencia de la OMS en el Institut Pasteur de Dakar, para realizar la secuenciación de su genoma. Los resultados se han publicado en Virological y son tan desconcertantes que los virólogos expertos en el virus han calificado la noticia, “por decirlo suavemente, como absolutamente impresionante”.

El genoma del virus del ébola que está circulando en la actualidad tan solo difiere en 12-13 nucleótidos de la variante que circuló en la epidemia de 2016. Es como si el virus de la pasada epidemia hubiera reaparecido, casi idéntico y sin mutaciones, cinco o seis años después.

Infografía con seis tipos de virus
Infografía con seis tipos de virus

Dentro del género Ebolavirus conocemos cinco cepas diferenciadas (Zaire, Sudán, Reston, Tai-Forest y Bundibugyo). Dentro de esas cepas, también surgen variantes y en el caso de la epidemia de 2013-2016, los contagios llegaron por parte de la cepa ébola-Zaire con una variante denominada Makona. Lo sorprendente es que conocemos bien la tasa de mutación de esta variante Makona del ébola y según esa tasa, incluso a niveles más bajos, esperaríamos que, después de estos años, el virus tuviera cientos de mutaciones… en lugar de eso, apenas tiene doce.

Podemos descartar que sea un error en el análisis genómico, ya que los resultados provienen de tres grupos de investigación independientes y en todos se ha llegado a las mismas conclusiones, por lo que la respuesta más lógica es que el virus haya sobrevivido, en estado de latencia, en un superviviente de la anterior pandemia. Es la solución más razonable, y aun así sigue siendo tan inesperada que ha dejado boquiabiertos a todos los virólogos expertos en ébola.

“Esto es bastante impactante”, explica la viróloga Angela Rasmussen de la Universidad de Georgetown en la Revista Science. Conocemos virus que pueden causar infecciones de larga duración, como por ejemplo los virus del herpes que pueden mantenerse latentes y reactivarse al cabo de varios años, pero “los ébolavirus no son herpevirus, y en general, los virus de ARN no permanecen sin mutaciones a lo largo de tantos años”.

Teníamos pistas de que pueden mantenerse activos durante muchos meses, de hecho uno de los rebrotes que surgieron en Guinea se inició a partir de un superviviente de la epidemia que, casi un año y tres meses más tarde de su contagio, infectó a su pareja con virus presente en el semen durante una relación sexual. Sin embargo, “tener un nuevo brote que comience a partir de una infección latente más de cinco años después del final de una epidemia es algo nuevo, y aterrador”, explican en Science.

En estos casos, encontrar al “paciente cero” es una tarea realmente difícil pero en esta ocasión todo apunta a una enfermera que trabajaba precisamente en la prefectura Nzérékoré, la misma región afectada en 2016. Esta enfermera de 51 años, que en un principio había sido diagnosticada con fiebre tifoidea y malaria, falleció a finales de enero. Varias personas que asistieron a su funeral también enfermaron, incluyendo varios miembros de su familia y un curandero tradicional que la había tratado, y finalmente cuatro de ellos también fallecieron.

En su cuenta de twitter, la doctora Angela Rasmussen, experta en virus emergentes, concluye que hasta ahora las evidencias sugieren una latencia real. Al igual que los herpevirus, el ébola no se está replicando ni mutando, simplemente merodea en el citoplasma en estado de latencia. No sabemos qué mecanismos utiliza el virus para conseguirlo y la propia Rasmussen reconoce que se abre una nueva e insospechada vía de investigación.

La posibilidad de que alguien contagiado hace cinco o seis años haya mantenido en su interior el virus en estado de latencia no solo resulta inquietante en el sentido científico, médico o sanitario, sino que también puede tener importantes secuelas sociales. En África aquellos que han sobrevivido a un contagio por ébola son discriminados y estigmatizados, la situación aún será peor si se confirma que esas personas aún podrían ser portadoras del virus en estado de latencia.

Más artículos interesantes sobre virus emergentes en Yahoo:

Para saber más del virus ébola, os recomiendo el artículo de 2014: Nociones básicas para entender las noticias sobre el brote de ébola.

Referencias científicas y más información:

Virological.org: Guinea 2021 EBOV outbreak

Kai Kupferschmidt “New Ebola outbreak likely sparked by a person infected 5 years ago” Science Magacince AAAS

Hilo en twitter de la Doctora Angela Rasmussen.