Brote de COVID en Miami de Royal Caribbean es una prueba. ¿La superarán las líneas de cruceros? | Editorial

·3  min de lectura
David Vincent/AP

Un crucero con 48 casos de COVID a bordo atracó en Miami el pasado sábado, y todo lo que podemos pensar es: Oh no, otra vez no puede pasar esto.

Todavía están grabados en nuestra memoria aquellos primeros y terribles meses de la pandemia en 2020, cuando los cruceros se convirtieron en tales focos de infección que se convirtieron en virtuales viajes de los condenados y muchos puertos se negaban a aceptarlos. Decenas de barcos quedaron varados y muchos empleados quedaron atrapados en el mar sin cobrar. La crisis obligó a cerrar toda la industria. El sector, que empleaba a unos 60,000 residentes del sur de la Florida en aquel momento, ha estado luchando para volver a funcionar a pleno rendimiento desde entonces.

Y ahora tenemos el tipo de noticias que hemos temido. Un crucero de siete noches en el Symphony of the Seas de Royal Caribbean partió de Miami con escalas en St. Maarten, St. Thomas, las Islas Vírgenes Estadounidenses y CocoCay, la isla privada de la línea de cruceros en las Bahamas, y regresó con 48 casos de COVID. No está claro si la variante ómicron está en juego. Como se transmite fácilmente incluso entre los vacunados, parece una suposición obvia. Casi todos los casos notificados hasta ahora se produjeron entre personas vacunadas.

Pero el asunto es el siguiente. El sector de los cruceros ha tenido casi dos años para elaborar protocolos de seguridad que funcionen. Si no son capaces de hacerlo bien –y quizá nadie pueda– nos preguntamos si podrán sobrevivir a esta pandemia. En Nueva York, Broadway se está viendo obligado una vez más a cancelar espectáculos a medida que aumentan los casos de contagio. ¿Se convertirá la industria de los cruceros en el Broadway de Miami?

Sí, como informó el Miami Herald, la gran mayoría de los pasajeros y la tripulación, de 12 años en adelante, estaban vacunados. La compañía Royal Caribbean, con sede en Miami, dijo que los que dieron positivo entraron inmediatamente en cuarentena. Seis desembarcaron a mitad del viaje y fueron enviados a casa. Todos los pasajeros debían someterse a una prueba de detección de COVID antes de embarcar, y los miembros de la tripulación deben estar completamente vacunados y someterse a pruebas semanales. Se trata de protocolos de seguridad básicos que todas las líneas de cruceros deberían emplear en esta era del COVID.

Sin embargo, los pasajeros también informaron de problemas como un personal médico desbordado, información contradictoria sobre los requisitos de cuarentena y resistencia a las pruebas de detección del coronavirus.

De ser cierto, y si este tipo de problemas se extienden a otros barcos y otras compañías, es hora de que el sector de los cruceros haga todo lo posible para mantener a los pasajeros a salvo. La ventilación y el uso de mascarillas son fundamentales. Pero un gran número de pruebas rápidas a bordo de los barcos también podría ayudar a localizar rápidamente los casos y aislar a los infectados.

Y no debería haber ninguna duda sobre si hay suficientes trabajadores médicos para manejar un gran brote. Los protocolos de cuarentena deben ser claros, y la transparencia con los pasajeros sobre cualquier caso de COVID debe ser una prioridad absoluta. Sin duda, hay otras medidas de seguridad que también pueden emplearse.

Como tantos otros negocios, la industria de los cruceros está siendo remodelada por la pandemia. Ante este último brote, la forma en que Royal Caribbean y todas las demás compañías de cruceros respondan ahora demostrará si realmente se han adaptado a la nueva realidad, y si eso es posible.

¿Serán seguros los cruceros para los pasajeros ante una variante que se está extendiendo a la velocidad del rayo? En los barcos de Royal Caribbean y en todas las demás compañías de cruceros, esa pregunta se está respondiendo ahora mismo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.