El brote de covid-19 en las cárceles de Tailandia se dispara

Bangkok, 17 may (EFE).- Las autoridades tailandesas informaron este lunes de más de 6.850 nuevos casos de la covid-19 detectados en las atestadas prisiones de Tailandia y que suponen uno de los mayores focos de infecciones durante el actual rebrote en el país.

Casi el 50 % de los pruebas para detectar la covid-19 realizadas desde principios de mes entre más de 22.120 prisioneros de ocho centros arrojaron un resultado positivo, mientras que todavía se esperan los resultados de más de 2.230 pruebas.

El Gobierno tailandés asegura que está ofreciendo protección y tratamiento sanitario a todos los presos, y que los infectados han sido trasladados a hospitales de campaña, mientras los enfermos con síntomas graves han sido hospitalizados.

La gran mayoría de los casos en prisiones han sido detectados en Bangkok, el epicentro de la presente ola del virus, y en menor medida en penitenciarios de la norteña Chiang Mai.

Entre los infectados en las cárceles se encuentran varios activistas estudiantiles que permanecían en prisión provisional acusados de lesa majestad, que Tailandia castiga con entre 3 y 15 años de prisión, y algunos de los cuales fueron puestos la semana pasada en libertad bajo fianza.

Además de los casos en las cárceles, las autoridades sanitarias han detectado otros 2.773 nuevos casos e informaron hoy de 25 nuevos fallecidos, con lo que el total de infectados desde el inicio de la pandemia asciende a 111.082, incluidos 614 decesos.

Tailandia -con casi 70 millones de habitantes- comenzó a vacunar contra la covid-19 el pasado 28 de febrero, pero hasta la fecha solo ha inoculado a unos 2,26 millones de personas con al menos una dosis y poco más de 781.000 personas con la pauta completa, o el 1,18 % de su población.

El país ha implementado varias medidas, como el cierre de bares y establecimientos de ocio nocturno, para tratar de controlar este rebrote, vinculado a la propagación de la denominada cepa británica del virus.

Aunque desde este lunes vuelve a permitir a los restaurantes ubicados en las provincias de mayor riesgo, entre ellas Bangkok, ofrecer servicios de comida en el local hasta las 21.00 horas y con solo un 25 % del aforo del establecimiento.

(c) Agencia EFE