Brote de cólera azota Haití; 40% de los casos son en niños

HAITÍ-CÓLERA (AP)
HAITÍ-CÓLERA (AP)

Un brote de cólera que azota Haití está causando un número creciente de muertes de niños en medio de un aumento de la desnutrición, informó UNICEF el miércoles.

Esta combinación fatal significa que alrededor del 40% de los casos de cólera en este país pauperizado de 11 millones de habitantes son de niños, y nueve de cada 10 se producen en zonas donde reina el hambre, según la agencia de la ONU para la infancia.

“Debemos planificar para lo peor”, dijo Manuel Fontaine, director de la Oficina de Programas de Emergencia de UNICEF a The Associated Press el martes durante una visita a Haití.

El cólera ha matado a más de 200 personas desde que se anunciaron las primeras muertes a principios de octubre y otras 9.300 están hospitalizadas, según el Ministerio de Salud, pero los expertos creen que la cifra real es mucho más alta, ya que no se reportan muchos casos.

La UNICEF y el gobierno haitiano piden al menos 28 millones de dólares para alimentar, hidratar y atender a 1,4 millones de personas afectadas por la crisis, y se prevé que esas cifras aumentarán a medida que se agrava la desnutrición, sobre todo en zonas urbanas como el barrio de Cite Soleil en Puerto Príncipe, un fenómeno inédito.

“El cólera y la desnutrición son una combinación letal, uno lleva a la otra”, dijo Fontaine.

En una mañana reciente, en la clínica médica Gheskio en Puerto Príncipe, enfermeras, médicos y asistentes sociales atendían a niños desnutridos que a la vez padecían cólera.

“Es un desafío para nosotros”, dijo la doctora Karine Sévère, directora del departamento de cólera de la clínica. “A los niños desnutridos les lleva más tiempo recuperarse”.

Sévère calcula que los casos de desnutrición han aumentado al menos en un 40% en las últimas semanas. Las enfermeras les dan sopa por la mañana y arroz con frijoles, carne y verduras por la tarde para ayudarles a aumentar de peso.

Son alimentos que no muchos padres pueden darse el lujo de comprar en un país donde el 60% de la población gana menos de 2 dólares diarios.

Roselord David, de 40 años, dice que debió abandonar Cite Soleil con sus cinco hijos después que las pandillas enfrentadas incendiaron su casa. Se instalaron en un parque público y luego en casa de su hermana mientras brega por conseguir alimentos para sus hijos.