Brightline muestra progreso en el enorme garaje de trenes en el Aeropuerto Internacional de Orlando

·3  min de lectura

Los trenes comenzarán a llegar al enorme garaje de Brightline que se encuentra junto al Aeropuerto Internacional de Orlando en aproximadamente cinco meses, pasando por puertas de 18 pies de alto y 18 pies de ancho hacia un espacio equipado para tareas que van desde limpiar baños hasta cambiar motores de locomotoras que pesan 30,000 libras.

“Esta instalación albergará nuestros trenes de última generación, fabricados en Estados Unidos y ecológicos”, dijo el presidente de Brightline, Patrick Goodard, hablando el miércoles durante una reunión en el garaje de alcaldes, concejales y ejecutivos de un variedad de agencias de transporte.

Mientras Goddard y otros hablaban, los aviones de pasajeros que despegaban del aeropuerto cruzaron el garaje, llenando el edificio con rugidos de aviones. La estructura aún está incompleta, en gran parte es un esqueleto de acero y hormigón, y su techo de 50 pies de altura consta principalmente de vigas y espacios abiertos en el medio.

La Instalación de Mantenimiento de Vehículos de Brightline, que tendrá estructuras y áreas separadas para lavar y abastecer de combustible a los trenes, se asemeja al resto del proyecto de Brightline en progreso, que incluye una extensión de 170 millas de vías desde West Palm Beach hasta el aeropuerto de Orlando. Los componentes principales están tomando una forma reconocible en medio de las zonas de trabajo de tierra cruda.

La construcción del enlace entre el sur y el centro de Florida, que incluye 48 puentes y cuatro túneles, está programada para completarse el próximo año y el servicio a pasajeros comenzará en 2023.

La compañía ferroviaria privada reunió a los VIP en una zona en la que se debe utilizar casco para celebrar el paso de la mitad de la construcción de la extensión de $2.7 mil millones. La instalación de mantenimiento de $100 millones está terminada en más del 60%.

Brightline tiene un centro de mantenimiento en West Palm Beach, que abarca alrededor de una docena de acres, que da servicio a los trenes que unen esa ciudad, Fort Lauderdale y Miami.

La instalación junto al aeropuerto de Orlando, donde Brightline tiene una estación de tren, ocupa más de 60 acres, lo que brinda espacio para crecer.

Inicialmente, Brightline operará trenes con dos locomotoras y cinco coches de turismo. Esos trenes cabrán dentro del garaje en construcción, que mide 628 pies de largo y hasta 140 pies de ancho.

Pero Brightline espera que eventualmente opere trenes más largos con 10 vagones de turismo y el garaje se ampliará para manejar la mayor longitud.

Los trenes se lavarán como los autos en un lavado de autos comercial, con aerosoles y cepillos rodantes, y con sopladores para secar. Gran parte del agua se reciclará o procederá de la lluvia recogida del enorme techo del garaje.

Si bien la construcción continuará un año más, los nuevos trenes llegarán a la instalación de mantenimiento a finales de este año para realizar pruebas y comenzar a capacitar a los 170 técnicos y otros en la fuerza laboral de la instalación de mantenimiento.

“Esperamos que los ojos de la nación pronto se centren en lo que estamos viendo hoy aquí, mientras comenzamos a servir al mercado de Orlando con el tren de pasajeros de exhibición de Estados Unidos en el aeropuerto de exhibición de Estados Unidos”, dijo el director ejecutivo de Brightline, Mike Reininger.

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por el periodista Kevin Spear. La traducción al español fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. La puedes contactar a galvarado@orlandosentinel.com.