Los BRICS se reúnen en Brasilia bajo la sombra de la aguda crisis boliviana

Agencia EFE

Brasilia, 12 nov (EFE).- Los líderes de Brasil, Rusia, China, la India y Sudáfrica inaugurarán este miércoles en Brasilia la Cumbre anual del BRICS, que pese al carácter económico y comercial del foro, estará bajo la sombra de la aguda crisis que sacude a Bolivia.

En la cita participarán los presidentes de Rusia, Vladimir Putin; China, Xi Jinping; y Sudáfrica, Cyril Ramaphosa; así como el primer ministro de la India, Narendra Modi, con el presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, como anfitrión.

La capital brasileña tendrá la seguridad reforzada en todos los planos, al extremo de que el tránsito y la circulación de personas ajenas a la cumbre será prohibida en todos los espacios de la cita y se declarará asueto oficial en la ciudad durante dos días, desde la medianoche de este martes.

La seguridad llega al punto de que los horarios de llegada de los líderes de Rusia, China, India y Sudáfrica es casi un secreto de Estado, aunque se sabe que todos arribarán esta misma noche.

Este miércoles, la primera parte del día será dedicada a una serie de encuentros bilaterales de Bolsonaro con los otros jefes de Estado y de Gobierno de los BRICS; y por la noche harán su primera aparición en conjunto para clausurar un seminario con empresarios de los cinco países.

El jueves, antes de la clausura, se realizarán dos sesiones plenarias, una de carácter privado y que, según fuentes oficiales brasileñas, permitirá discutir asuntos espinosos y más políticos.

LA ECONOMÍA Y EL COMERCIO COMO EJES

La cita de Brasilia pretende subrayar la vertiente económica y comercial de esta plataforma nacida hace trece años, que reúne a las cinco mayores economías emergentes del planeta.

Esa faceta del BRICS fue reflejada en un documento divulgado este martes tras una reunión de los ministros de Comercio de los cinco países, en el que se hace una firme defensa del multilateralismo, se pide el fin del proteccionismo y se refuerza el apoyo a una reforma de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

"Concordamos que la liberalización del comercio es un elemento esencial para liberar el potencial de un crecimiento económico y del desarrollo sustentado", dice el documento.

Asimismo, reitera el "compromiso" de los BRICS con "un comercio internacional transparente, no discriminatorio, abierto, libre e inclusivo", y el "total apoyo a un sistema de comercio multilateral", que tenga a la OMC "en su núcleo".

En ese marco, el documento considera "esencial que todos los miembros de la OMC eviten medidas unilaterales y proteccionistas, que son contrarias al espíritu y las reglas" de ese organismo.

Los BRICS también "reconocen" la "importancia" y "necesidad" de una reforma de la OMC que garantice su "eficacia" y permita enfrentar "los desafíos actuales y futuros", en un escenario global de "incertidumbre y pérdida de impulso de la economía mundial".

BOLIVIA Y UNA DISCUSIÓN INEVITABLE

La cumbre ha sido convocada bajo el lema "Crecimiento Económico para un Futuro Innovador", pero la agenda política no es ajena a los BRICS, como reconoció este martes el ministro brasileño de Seguridad Institucional, Augusto Heleno, un hombre muy cercano a Bolsonaro.

Heleno dijo que es "obvio" que la situación en Bolivia tras la renuncia de Evo Morales a la Presidencia "es una preocupación" para los BRICS y consideró "lógico" que sea discutida, pero garantizó que no "interferirá" en la pauta económica y comercial del bloque.

En ese sentido, así como en relación a Venezuela y Cuba, en los BRICS existen notorias diferencias, relacionadas directamente con las posiciones ideológicas de los Gobiernos del foro.

Tras la renuncia de Morales, las posiciones más claras dentro de los BRICS las manifestaron Rusia y Brasil.

El Kremlin expresó su "preocupación" por unos "acontecimientos que siguieron un patrón de golpe de Estado", calificación que Brasil rechazó "enteramente" en un comunicado que atribuyó lo ocurrido a "fraudes electorales".

Como adelanto de ese debate, decenas de activistas que asisten a una cita paralela bautizada como "BRICS de los Pueblos" organizaron este martes un acto de "solidaridad" con Evo Morales en la embajada boliviana en Brasilia y exigieron a los líderes de Brasil, Rusia, China, la India y Sudáfrica que se unan a la condena al "golpe".

Eduardo Davis

(c) Agencia EFE