Brexit: Reino Unido y la Unión Europea llegan a un histórico acuerdo sobre su futura relación comercial y de seguridad

Redacción - BBC News Mundo
·4  min de lectura

Después de meses de duras negociaciones, Reino Unido y la Unión Europea llegaron este jueves un acuerdo para evitar así el llamado "Brexit duro".

El anunciado como "un buen acuerdo" por el primer ministro británico, Boris Johnson, y la presidenta de la Comisión Europea, Urusla von der Leyen, servirá para regular las relaciones comerciales y de seguridad a partir del próximo año.

"Hemos recuperado el control de nuestras leyes y nuestro destino", aseguró Johnson en una conferencia de prensa desde su residencia oficial de Downing Street.

Johnson agregó que aunque la negociación incluyó discusiones "feroces", se había logrado un "buen acuerdo para toda Europa" que crearía empleo y prosperidad.

Por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, también admitió en una rueda de prensa desde Bruselas que había sido un camino "largo y tortuoso", pero se logró un acuerdo "justo y equilibrado".

"Es el momento de pasar página y mirar al futuro", dijo Von der Leyen, quien agregó que Reino Unido "sigue siendo un socio de confianza".

¿Qué pasa ahora?

Este 31 de diciembre se termina el periodo de transición que Londres y Bruselas se habían dado tras consumarse formalmente el Brexit el pasado 31 de enero.

Este periodo de transición sirvió para negociar el acuerdo con que regular la relación futura entre ambas partes.

Ursula von der Leyen
Von der Leyen reconoció que había sido un camino "largo y tortuoso", pero se logró un acuerdo "justo y equilibrado".

El acuerdo aún tiene que convertirse en ley. Y para que eso suceda, tanto el Parlamento británico como el europeo deben ratificarlo.

Como las negociaciones se demoraron hasta diciembre, a solo siete días del fin del periodo de transición, el Parlamento Europeo no tendrá tiempo de aprobarlo antes de esa fecha.

Eso no debería evitar que el acuerdo entre en vigor el 1 de enero, pero tomará más tiempo aprobarlo oficialmente.

El gobierno de Reino Unido podría hacer que los miembros del Parlamento se reúnan durante el período de Navidad para votar el acuerdo.

Sin embargo, no habría tiempo para debatirlo en detalle.

Análisis Laura Kuenssberg

Editora de política de BBC News

En los próximos días empezarán las guerras retóricas sobre qué parte cedió más, quién "ganó" y quién "perdió" con el acuerdo.

Lo cierto es que las dos partes habrán cedido. Tanto Reino Unido como la Unión Europea han antepuesto pragmatismo a la firmeza de sus principios para llegar a un histórico acuerdo.

Boris Johnson ha sido acusado de haber roto sus promesas sobre el Brexit. Es posible que los detalles del acuerdo contengan evidencias sobre ello.

Pero ha conseguido cumplir su más grande compromiso: llegar a un acuerdo, un enorme desahogo político y personal, tal vez, para el hombre cuyo nombre y reputación estarán para siempre ligados a la decisión de abandonar la UE.

Un acuerdo clave

Dado que la UE representa casi la mitad del comercio exterior británico, para Londres era clave conseguir el acuerdo.

"Hemos recuperado el control de nuestro dinero, nuestras fronteras, nuestras leyes, el comercio y nuestras aguas pesqueras", señaló el gobierno británico en un comunicado publicado minutos después de cerrarse el acuerdo.

Boris Johnson
"Por primera vez desde 1973 seremos un Estado costero independiente con pleno control de nuestras aguas", dijo Boris Johnson en una rueda de prensa.

"Todo lo que se le prometió al pueblo británico durante el referendo de 2016 y en las elecciones generales del año pasado se cumple con este acuerdo", asegura el gobierno británico en su comunicado.

Como miembro de la UE, Reino Unido tenía acceso a unos 40 acuerdos comerciales con más de 70 naciones en todo el mundo. En 2018, estos pactos sumaron alrededor del 11% de todo comercio del país.

Actualmente Londres trabaja para establecer sus propias reglas comerciales con el mundo y ha logrado que 29 de los acuerdos que tenía con 58 países o territorios, como miembro de la UE, fueran renovados y entrarán en vigor desde el 1 de enero de 2021.

El último país con el que logró un acuerdo fue con México el 15 de diciembre.

Alivio para las empresas

"Hemos firmado el primer acuerdo de libre comercio basado en cero aranceles y cero cuotas que se haya logrado con la UE", señaló el gobierno británico en un comunicado.

Palacio de Westminster tras el máximo nivel de restricciones impuesto en Londres.
Las empresas británicas respirarán aliviadas ante la consecución del acuerdo entre Reino Unido y la UE.

Sin embargo, la Comisión Europea recordó que "la UE y Reino Unido formarán dos mercados separados, dos espacios regulatorios y legales diferentes; y eso creará barreras al intercambio de bienes y servicios".

Es decir, como señala Dharshini David, corresponsal de Economía de la BBC, el Brexit va a implicar un aumento en formalidades burocráticas (formularios, chequeos, etc.) que deberán pasar las mercancías.

Y todo eso se calcula que le puede costar a los británicos miles de millones.

En cualquier caso, al evitarse un Brexit duro, muchas empresas británicas respiran con alivio.

La Oficina de Responsabilidad Presupuestaria, consejera independiente del gobierno, había advertido que dejar la unión sin acuerdo reduciría un 2% los beneficios económicos del próximo año y conllevaría a grandes pérdidas de empleo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.