¿Va a expulsar España a 500 británicos por el Brexit?

Javier Taeño
·4  min de lectura

Aunque ya hace casi cinco largos años que se produjo el referéndum del Brexit (23 de junio de 2016), es ahora cuando se empiezan a ver sus consecuencias. Desde el 31 de enero de 2020 Reino Unido ya no pertenece a la Unión Europea, aunque el periodo de transición acordado permitió que hasta el 31 de diciembre de ese mismo año todo siguiera igual.

Sin embargo, 2021 ha traído una separación efectiva que ya se ve en aspectos como las exportaciones o el futuro de los expatriados británicos en España. Y en este último aspecto hay una fecha clave en el calendario: el 31 de marzo de 2021.

Los británicos que no hayan regularizado su situación en España se enfrentan a la expulsión. (Photo by DESIREE MARTIN/AFP via Getty Images)
Los británicos que no hayan regularizado su situación en España se enfrentan a la expulsión. (Photo by DESIREE MARTIN/AFP via Getty Images)

Ese es el día en el que se cumple el plazo, según las regulaciones posteriores al Brexit, para que los británicos que se encuentran en España se hayan registrado como residentes o de lo contrario pasarán automáticamente a ser inmigrantes ilegales y, por tanto, podrían ser expulsados.

Este hecho tiene una gran relevancia, ya que las cifras de 2019 reflejaban que había 365.000 británicos residiendo en España, que ahora se han visto obligados a regularizar su situación para no enfrentarse a una eventual expulsión. Cabe señalar que uno de los privilegios de pertenecer a la Unión Europea es la libre circulación de personas. Así, hasta ahora los británicos podían venir a vivir a España sin ningún tipo de limitación y los españoles a trabajar a Reino Unido de la misma manera.

Pero con el Brexit las cosas han cambiado. Desde el 1 de enero, los británicos solo pueden pasar 90 días de cada 180 de manera legal. Si necesitaran más tiempo, deberían obtener un visado que solo se obtiene para casos concretos y que ahora, en plena pandemia, va a ser más difícil de conseguir. La otra opción, claro está, es ser residente y estar en España más de seis meses, circunstancia que les obligaría a tributar en suelo español.

Así pues, todos esos británicos que pasan largas temporadas en la Península, principalmente en las zonas costeras, pero no llegan a estar más de medio año ahora se enfrentan a una posible deportación si no han hecho los deberes previamente.

De momento se estima que en la primera ronda podrían ser unos 500 los que se enfrentan a la expulsión que se produciría en las próximas semanas, pero pueden llegar a ser miles más en los meses siguientes.

En este sentido, fuentes del Gobierno español han afirmado a The Guardian que son informes engañosos los que dicen que van a "deportar a 500 británicos en los próximos días", pero la realidad es que habrá varias personas de esos países que se encontrarán en situación irregular.

Tal y como señala el medio británico, no se va a desplegar a la policía para buscarles, pero sí que estarán sujetos a la ley en el caso de ser detenidos en un punto de control.

Los expatriados británicos deben demostrar que vivieron legalmente en España antes del 31 de diciembre de 2020, de lo contrario se quedarán sin atención médica y sin derechos y se enfrentarán a una eventual multa, por estar sin papeles en el país. La consecuencia final podría ser la deportación.

Cientos de británicos serán expulsados de España en los próximos meses. (Photo by DESIREE MARTIN/AFP via Getty Images)
Cientos de británicos serán expulsados de España en los próximos meses. (Photo by DESIREE MARTIN/AFP via Getty Images)

Esta situación está poniendo en riesgo fundamentalmente a los ancianos que llevan muchos años viviendo en España y que no tienen un acceso fluido a redes sociales y fuentes de información, ignorando los cambios que ahora están en vigor como consecuencia del Brexit.

Las reacciones

Algunos medios británicos ya han entrevistado a varios británicos que se han adelantado a la posible deportación y han decidido volver voluntariamente a su país al no poder permanecer más tiempo en España.

Así, Shaun Cromber, un expatriado que votó a favor del Brexit, revela en Express que no pensaba que la votación acabaría con su estilo de vida tras estar residiendo cinco años en la Costa del Sol.

“Voté en contra, pero no me di cuenta de que pasaría esto. Mi solicitud ha sido rechazada y volvemos a casa. Mi esposa está llorando angustiada y yo no me siento muy feliz ante la perspectiva de regresar a Reino Unido.

Por su parte, Anthony Cook ha contado a Global247news la imposibilidad de quedarse tras siete años viviendo en España.

“El sueño español se ha acabado para mí, es hora de volver a Cardiff. Ha sido una maravilla, pero las nuevas regulaciones han hecho que sea imposible quedarme”.

Así pues el éxodo británico ha empezado. Mientras que los primeros ya lo están haciendo voluntariamente, otros quizás lo hagan obligados. Lo que parece claro es que las consecuencias del Brexit ya se hacen sentir en la sociedad y en este sentido, los expatriados británicos en España se enfrentan a importantes cambios en la vida respecto a unos años atrás.

EN VÍDEO I Largas colas frente a los bancos de alimentos: la realidad de la pandemia en el Reino Unido

Más historias que te pueden interesar: