Gran Bretaña reduce a siete días el aislamiento para los vacunados que contraen Covid

·2  min de lectura
La famosa Oxford Street de Londres, vacía ante el avance de la ómicron en Gran Bretaña
Ian West

LONDRES.- El gobierno británico dijo que a partir de hoy reducirá el período de aislamiento por coronavirus de diez a siete días para las personas que estén completamente vacunadas, en plena explosión de casos de la variante ómicron.

Aquellas personas ya vacunadas que estén en cuarentena por haber contraído coronavirus podrán reducir su aislamiento únicamente si obtienen dos pruebas de antígenos negativas realizadas al sexto y séptimo día haberse aislado.

Según las autoridades británicas, esto permitiría que más personas pasen la Navidad en familia sin exponerse a transmitir el virus.

La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (Ukhsa, por sus siglas en inglés) concluyó que siete días de aislamiento junto con dos resultados negativos de antígenos tienen casi el mismo efecto protector que un período de aislamiento de diez días sin testearse.

El gobierno de Boris Johnson anunció la nueva medida antes de Navidad
Jessica Taylor


El gobierno de Boris Johnson anunció la nueva medida antes de Navidad (Jessica Taylor/)

“Queremos reducir la interrupción del Covid-19 en la vida cotidiana de las personas”, dijo el ministro de salud, Sajid Javid, en un comunicado.

“Si usted dio positivo o presentó los primeros síntomas el sábado 18 (de diciembre), usted podrá aprovechar su cena de Navidad” en familia, declaró la secretaria de Estado de Salud, Gillian Keegan, a Times Radio.

Menos contacto

No obstante, la Ukhsa “recomendó encarecidamente” a quienes abandonen su aislamiento después de siete días que limiten el contacto con otras personas en espacios abarrotados o mal ventilados, trabajen desde casa y minimicen el contacto con los más vulnerables a la enfermedad.

La nueva medida llega en momentos en que el Reino Unido, uno de los países más golpeados por el coronavirus en Europa con más de 147.000 muertos, enfrenta un brote de casos atribuido a la contagiosa variante ómicron.

El primer ministro británico, Boris Johnson, se negó ayer a endurecer las medidas restrictivas como lo reclaman algunos, y descartó hacerlo antes de Navidad.

Actualmente hay 129 personas hospitalizadas con la variante ómicron y hasta ahora 14 personas han muerto por ella, según los datos oficiales.

Agencias AFP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.