Gran Bretaña rectifica y apoya plan contra hambre infantil

PAN PYLAS
·3  min de lectura
ARCHIVO - En esta imagen de archivo del jueves 22 de octubre de 2020, el jugador del Manchestr United Marcus Rashford visita la división de Manchester de la organización FareShare en el mercado de New Smithfield, Manchester, Inglaterra. El gobierno británico volvió a cambiar de opinión y anunció que ofrecería comidas gratis a niños desfavorecidos durante los feriados navideños. La medida responde a una popular campaña del astro del Manchester United Marcus Rashford. (Mark Waugh/FareShare via AP, Archivo)
ARCHIVO - En esta imagen de archivo del jueves 22 de octubre de 2020, el jugador del Manchestr United Marcus Rashford visita la división de Manchester de la organización FareShare en el mercado de New Smithfield, Manchester, Inglaterra. El gobierno británico volvió a cambiar de opinión y anunció que ofrecería comidas gratis a niños desfavorecidos durante los feriados navideños. La medida responde a una popular campaña del astro del Manchester United Marcus Rashford. (Mark Waugh/FareShare via AP, Archivo)

LONDRES (AP) — El gobierno británico volvió a cambiar de opinión de forma drástica y anunció el domingo que mantendrá durante los feriados navideños el programa de comidas gratis para niños desfavorecidos. La medida responde a una popular campaña del astro del Manchester United Marcus Rashford.

El primer ministro británico, Boris Johnson, llamó por teléfono el sábado al delantero de 23 años después de la victoria del Manchester United en Premier League ante el Everton, para informarle de la decisión del gobierno de gastar 170 millones de libras (220 millones de dólares) en financiamiento extra para ayudar a familias necesitadas durante el próximo año.

“Después del partido de hoy, tuve una buena conversación con el primer ministro para saber más sobre el plan propuesto, y me alegro mucho de los pasos que se han tomado para combatir la pobreza alimentaria infantil en Gran Bretaña”, dijo Rashford. Su petición reclamando al gobierno conservador que pagara comidas gratuitas para alumnos pobres durante los feriados navideños reunió más de un millón de firmas.

El dinero se entregará a las autoridades locales para diciembre, a tiempo de ayudar a las familias en Navidad. Muchos de los hogares beneficiarios sufren dificultades económicas debido a la pandemia del coronavirus.

Rashford, que ha hablado de forma elocuente sobre la experiencia de su infancia, cuando dependía de las comidas gratuitas en la escuela y de bancos de alimentos, dijo que las medidas mejorarán las vidas de casi 1,7 millones de niños en Gran Bretaña durante los próximos 12 meses “y eso no puede más que celebrarse”.

El futbolista dijo estar “muy orgulloso” de los que apoyaron su campaña contra el hambre infantil y que se sentía “abrumado por el aluvión de empatía y comprensión”.

Es la segunda vez este año que Rashford fuerza al gobierno a cambiar sus políticas. En junio, las autoridades aceptaron mantener el financiamiento de las comidas para alumnos pobres durante el receso estival, tras resistirse en un primer momento.

Los nuevos fondos pagarán el Plan de Becas de Invierno COVID para ayudar a las familias durante la Navidad, mientras que el programa Actividades y Alimentos de Fiestas se ampliará para cubrir las vacaciones escolares de Pascua, verano y Navidad en 2021.

Dentro del paquete, los pagos del plan Inicio Sano, que ayudan a comprar fruta y verdura a mujeres embarazadas y personas de bajos ingresos con niños pequeños, subirán de 3,10 libras a 4,25 libras (de 3,61 dólares a 4,94 dólares) a la semana a partir de abril de 2021.

“Queremos asegurarnos de que la gente vulnerable se siente atendida durante este momento difícil y, por encima de todo, nadie debe pasar hambre o no poder pagar sus facturas este invierno”, dijo la secretaria de Empleo y Pensiones, Therese Coffey.

La nueva remesa se anunció un mes después de que el gobierno conservador no apoyara una moción del opositor Partido Laborista para ampliar las comidas gratuitas en la escuela.

La portavoz laborista de educación, Kate Green, acusó al gobierno de “incompetencia e intransigencia” por esperar hasta el receso académico de otoño en octubre para hacer el anuncio, y de crear “penurias innecesarias y evitables para familias de todo el país”.

Negocios y gobiernos locales intervinieron para cubrir la falta de ayudas cuando el gobierno dejó de pagar las comidas gratuitas en octubre.

La comisaria inglesa de Infancia, Anne Longfield, celebró el anuncio del gobierno pero pidió que fuera “más allá” en sus ayudas.

“El hambre no se toma vacaciones cuando cierran las escuelas, y se necesita con urgencia una solución a largo plazo para el creciente número de niños en condiciones de pobreza", afirmó.

Anna Taylor, directora ejecutiva del grupo de estudios Food Foundation, también celebró el cambio de postura del gobierno, que describió como “una gran victoria” para los niños desfavorecidos. Sin embargo, señaló que el gobierno tiene que ayudar a otros 1,7 millones de estudiantes pobres que no pueden optar a las comidas gratuitas distribuidas en las escuelas porque el requisito de ingresos familiares es demasiado estricto.

“La pobreza alimentaria infantil, como la pandemia, no desaparecerá a menos que pongamos una solución duradera”, afirmó.