Gran Bretaña promete administrar consecuencias de fuerte alza de precios del gas

·2  min de lectura
Llamas se ven desde una cocina residencial a gas en Manchester, Inglaterra

Por Kate Holton

LONDRES, 18 sep (Reuters) - Gran Bretaña dijo el sábado que trabajaría con la industria energética para tratar de contener las consecuencias del alza de los precios del gas, después de que aumentaron los temores de que más proveedores de energía y productores de alimentos tendrían problemas para operar con costos tan altos.

El ministro de Negocios, Kwasi Kwarteng, dijo que le habían afirmado que la seguridad del suministro de gas no era motivo de preocupación inmediata, pero que trabajaría con los proveedores para "gestionar las implicaciones más amplias del aumento global del precio del gas".

Kwarteng sostuvo conversaciones de emergencia con ejecutivos de National Grid, Centrica, EDF y el regulador Ofgem el sábado y está previsto que mantenga más reuniones con personeros de la industria el domingo y el lunes.

Un fuerte aumento en los precios del gas ya ha forzado la quiebra de varios proveedores nacionales de energía y ha cerrado plantas de fertilizantes que también producen dióxido de carbono, que se utiliza para aturdir a los animales antes del sacrificio y prolongar la vida útil de los alimentos.

Grupos de consumidores y políticos de la oposición han advertido que algunos clientes y empresas tendrán dificultades para pagar facturas más altas. La BBC informó que se esperaba que al menos cuatro pequeñas empresas de energía británicas quebrasen la próxima semana.

El departamento de Negocios dijo que las presiones que enfrentan las empresas se discutieron durante la reunión. Kwarteng afirmó que ningún cliente se quedaría sin gas o electricidad porque se encontraría un proveedor alternativo si uno quebraba.

"Proteger a los clientes durante una época de aumento de los precios mundiales del gas es una prioridad absoluta", dijo en Twitter.

El gobierno ha tomado medidas para actuar después de los bajos niveles de almacenamiento de gas, la disminución de los suministros desde Rusia, la demanda de Asia, la baja producción de energías renovables y las interrupciones por mantenimiento nuclear combinados con más del triple de los precios del gas en Europa este año, alcanzando niveles récord.

El impacto se sintió de inmediato en el sector alimentario del Reino Unido, donde la escasez de CO2, también utilizado en cerveza, sidra y refrescos, agravó una grave falta de conductores de camiones, que se ha atribuido al COVID-19 y al Brexit.

Nick Allen, de la Asociación Británica de Procesadores de Carne, dijo el sábado a Reuters que el sector porcino estaba a dos semanas de tocar fondo, mientras que el Consejo Avícola Británico dijo que sus miembros estaban en muy aproblemados ya que los proveedores solo podían garantizar entregas por adelantado de hasta 24 horas.

(Reporte de Kate Holton, Editado en Español por Manuel Farías)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.