Gran Bretaña se prepara para otro capítulo del drama de la familia real

Guillermo y Harry, en los tributos a su abuela, la reina Isabel II, en Windsor. (AP/Martin Meissner, File)
Guillermo y Harry, en los tributos a su abuela, la reina Isabel II, en Windsor. (AP/Martin Meissner, File) - Créditos: @Martin Meissner

LONDRES.- Con el aumento de los precios de los combustibles, una economía en recesión, las huelgas y las largas esperas en las salas de urgencias de los hospitales, a los británicos les caería bien una distracción en un año que, de otro modo, se presenta monótono. Y proviene de una fuente confiable: Harry y Meghan.

Esta vez, fue el príncipe Harry quien ventiló más agravios sobre su hermano, el príncipe Guillermo, y el resto de la familia real en un par de entrevistas televisivas para promocionar la publicación de sus memorias la próxima semana.

En una de ellas, con la cadena ITV, señaló: “Me gustaría recuperar a mi padre; me gustaría recuperar a mi hermano”. Y, al parecer refiriéndose a Guillermo y al rey Carlos III, añadió: “No han mostrado absolutamente ninguna disposición para reconciliarnos”.

El príncipe Harry reveló los motivos por los que el rey Carlos sentía celos de Meghan Markle y Kate Middleton (AFP)
El príncipe Harry reveló los motivos por los que el rey Carlos sentía celos de Meghan Markle y Kate Middleton (AFP)

En otra entrevista, con Anderson Cooper en el programa 60 Minutes de la CBS, Harry acusó al Palacio de Buckingham de plantar historias negativas sobre él y su esposa, Meghan, y de negarse a defenderlos ante los ataques difamatorios de los tabloides londinenses. “Llega un momento en que el silencio es traición”, dijo.

Las entrevistas se transmitirán el domingo por la noche, dos días antes de que Penguin Random House publique En la sombra, la biografía de Harry que los expertos en la realeza esperan que proporcione información más dura sobre la ruptura real; sin embargo, no está claro si el libro será el último acto de este prolongado drama familiar.

En la sombra, la autobiografía del príncipe Harry (Foto: AFP)
En la sombra, la autobiografía del príncipe Harry (Foto: AFP)

Se rumora que Meghan podría escribir su propio libro revelador sobre su matrimonio con Harry y el trato que recibió de su familia. La pareja tiene un acuerdo de programación multimillonario con Netflix, que el mes pasado transmitió el documental de seis partes Hary & Meghan, que recibió muy buenas calificaciones y trata sobre su amarga separación de la familia real en 2020 y su nueva vida en el sur de California.

No obstante, el valor comercial y cultural de la pareja sigue muy ligado a su relación controvertida con la Casa de Windsor. Las entrevistas de televisión y las afirmaciones contenidas en el libro de Harry garantizan que su historia permanecerá en las pantallas de televisión y en las portadas durante al menos un tiempo más.

El martes, los fragmentos de las entrevistas de Harry aparecieron en casi todos los tabloides londinenses, con titulares casi idénticos.

“Harry: quiero recuperar a mi padre y a mi hermano”, publicó el Daily Express. “Quiero a mi papá y a mi hermano de vuelta”, redactó el diario Sun. “Harry: me gustaría recuperar a mi padre y a mi hermano”, repitió The Daily Mail. Incluso Times of London y Daily Telegraph publicaron en portada su lamento por Guillermo y Carlos.

Solo el Financial Times tomó otra decisión y declaró que “la recesión en el Reino Unido será la más profunda y prolongada”, mientras que un par de periódicos mantuvieron el foco en la crisis del Servicio Nacional de Salud y las huelgas de transporte que están paralizando gran parte del país.

Este es el tipo de distracción que los chismes de la familia real han proporcionado durante mucho tiempo al atribulado público británico. En ese sentido, la pareja está participando en el mismo espectáculo de pan y circo que Harry ha denunciado con tanta frecuencia.

Tras la muerte de Isabel II, William y Harry salieron a saludar a la multitud en compañía de sus esposas Kate y Meghan
Tras la muerte de Isabel II, William y Harry salieron a saludar a la multitud en compañía de sus esposas Kate y Meghan - Créditos: @AFP

En su entrevista con Cooper, Harry volvió a quejarse de lo que, según él, es una relación transaccional y profundamente cínica entre el palacio de Buckingham y la prensa sensacionalista. Dijo que los asistentes de relaciones públicas de la realeza compiten para presentar a sus jefes de la mejor manera posible. Esto puede implicar “filtrar” información poco favorecedora sobre otros miembros de la realeza a periodistas selectos, a quienes se les da todo “en bandeja de plata”, explicó, y que luego añaden la leyenda obligatoria “sin comentarios” del palacio para sugerir que la información procede de otra parte.

“El lema de la familia es ‘nunca te quejes, nunca te expliques’, pero es solo un lema”, dijo Harry. Afirma que, tras bastidores, hubo quejas y explicaciones “interminables”, muchas de ellas perjudiciales para él y Meghan.

Para Cooper, que es miembro de la dinástica familia Vanderbilt, conseguir la entrevista fue un éxito, aunque no al nivel de la sensacional entrevista de Oprah Winfrey con la pareja en marzo de 2021. Esa sesión suscitó acusaciones de racismo en la familia real y Meghan confesó que estaba tan aislada y emocionalmente desolada dentro del palacio que una vez pensó en el suicidio.

Para la entrevista británica, Harry eligió a Tom Bradby, un corresponsal de ITV que cultivó una estrecha relación con el príncipe y su esposa. Bradby le hizo la primera entrevista a Meghan, durante un viaje por el sur de África en 2019, en la que reveló la profundidad de su infelicidad con la vida real. “Gracias por preguntar, porque no mucha gente me ha preguntado si estoy bien”, le dijo Meghan.

Bradby consiguió que hablaran de otro tema. Harry aseguró que había buscado un acercamiento, pero que fue rechazado por su hermano y su padre, una afirmación rebatida por una persona vinculada al palacio. “Creen que es mejor mantenernos como los villanos de alguna manera”, dijo Harry.

Sin comentarios

El Palacio de Buckingham no ha hecho comentarios sobre los fragmentos, en consonancia con la ausencia de respuesta al documental de Netflix. Hace poco, Carlos anunció que invitarían a Harry a su coronación en mayo, lo que sugiere que le gustaría superar el rencor y desempeñar un papel sanador en la familia.

El ataúd de Diana, princesa de Gales, es llevado a la Abadía de Westminster por el grupo de portadores de la Guardia Galesa para su funeral, el sábado 6 de septiembre de 1997. A continuación están, de izquierda a derecha, el príncipe Carlos, el príncipe Harry, el conde Spencer, el príncipe William y el duque de Edimburgo. (AP Foto)
El ataúd de Diana, princesa de Gales, es llevado a la Abadía de Westminster por el grupo de portadores de la Guardia Galesa para su funeral, el sábado 6 de septiembre de 1997. A continuación están, de izquierda a derecha, el príncipe Carlos, el príncipe Harry, el conde Spencer, el príncipe William y el duque de Edimburgo. (AP Foto)

Guillermo también guarda silencio, aunque los expertos en la realeza dijeron que eso era menos una señal de una inminente reconciliación que del abismo entre los hermanos. Los periódicos londinenses han informado que la familia espera que el libro de Harry muestre una rudeza particular hacia Guillermo, aunque el palacio también está preparado para la posibilidad de que su distanciamiento con Carlos tenga más protagonismo que en la serie de Netflix.

Harry contrató como escritor fantasma a J. R. Moehringer, un novelista y experiodista que escribió las biografías del campeón de tenis Andre Agassi y del fundador del calzado deportivo Nike, Philip Knight. Esos libros sugieren que Harry profundizará en su vida emocional, incluido su dolor por la muerte de su madre, Diana, la princesa de Gales.

Sin embargo, como insinúan los últimos clips de televisión, lo que acaparará los titulares será el continuo enfrentamiento de Harry con su familia.

“Cada vez que he intentado hacerlo en privado ha habido informaciones y filtraciones y se han plantado historias contra mí y mi esposa”, dijo Harry a Cooper sobre sus intentos de arreglar las cosas.

Mark Landler