Después de Gran Bretaña, el Gobierno analiza cerrar fronteras con Brasil por el rebrote de coronavirus en ese país

Jaime Rosemberg
·2  min de lectura
El Gobierno analiza cerrar fronteras con Brasil, como consecuencia del fuerte rebrote de coronavirus en ese país
Fuente: Archivo

Horas después de definir la suspensión de los vuelos desde y hacia Gran Bretaña, el gobierno de Alberto Fernández centra su atención en Brasil, que sufre hoy un fuerte rebrote de casos de coronavirus. La situación, monitoreada en conjunto por el Ministerio de Salud, Transporte y Migraciones, podría determinar el cierre de fronteras con ese país, justo en el inicio de la temporada de verano.

"Se sigue con atención el tema Brasil. Es probable que se restrinjan las fronteras", afirmaron a LA NACION desde un despacho importante de la Casa Rosada, hoy semivacía por el viaje del Presidente a Tierra del Fuego con buena parte de su gabinete. Fuentes oficiales dieron cuenta que ya en la reunión tripartita de la semana pasada, que nucleó al jefe de gabinete, Santiago Cafiero, y sus pares porteño (Felipe Miguel) y bonaerense (Carlos Bianco) se analizó la coyuntura regional y "el monitoreo constante que se requiere para los países limítrofes", afirmaron desde Balcarce 50. En el Ministerio de Salud se sucedían las llamadas, las videoconferencias y las reuniones presenciales, aunque aún no había definiciones concretas. "Aún no se tomó la decisión. No se descarta", afirmaron cerca del ministro Ginés González García.

El plan silencioso de Máximo Kirchner para el PJ bonaerense

Desde el gobierno porteño reconocieron la preocupación, aunque agregaron una alternativa menos drástica: la de testear masivamente a aquellos turistas que lleguen de Brasil, al estilo de la política implementada con quienes regresan de sus vacaciones a más de 150 kilómetros de la ciudad.

Con más de 7 millones de infectados, 187.000 muertos y la curva de infecciones en aumento, el gobierno de Jair Bolsonaro optó horas atrás por demandar un PCR negativo a los turistas que quieran ingresar a ese país, mientras aumenta la resistencia a la vacunación y la Corte Suprema determinó que esta no será obligatoria.

Tras la decisión de cerrar fronteras con Gran Bretaña, ahora el Gobierno analiza establecer límites para el intercambio con Brasil
Fuente: Archivo

La preocupación abarca también a otros países limítrofes: el viernes, el Congreso de Uruguay aprobó el cierre de fronteras por tres semanas y limitó el derecho de reunión para controlar la propagación de casos en su territorio en coincidencia con la Navidad y el fin de año.

En la jornada de ayer, y preocupado por la eventual propagación en territorio argentino de la nueva cepa de coronavirus que afecta sobre todo a Gran Bretaña, el Gobierno decidió cerrar a partir de hoy las fronteras para vuelos desde y hacia ese país. También se acordó entonces una reunión interministerial de urgencia, que finalmente se transformó en un incesante ir y venir de consultas entre ministerios y funcionarios, para analizar la política migratoria con Brasil en el inicio mismo del verano. Desde la oposición, en tanto, piden decisiones rápidas. "Recomiendo dejar de analizar y cerrar ambas fronteras ya mismo. Una vez que las introducciones ocurren, ya es tarde", afirmó el extitular de PAMI Carlos Regazzoni.