Brenda, la joven asaltada y atropellada en Moreno: "Veo las imágenes y no creo que sea yo"

LA NACION
·3  min de lectura
Brenda, la joven asaltada y atropellada en Moreno: "Veo las imágenes y no creo que sea yo"
Fuente: Archivo

En octubre, Brenda Gutiérrez, de 24 años, fue asaltada por motochorros que la arrastraron por el asfalto y provocaron que fuera atropellada por un auto. A un mes del hecho, cuyas imágenes se viralizaron y causaron indignación en la población, continúa internada en el Hospital De la Vega y asegura: "Veo las imágenes y no creo que sea yo".

El pasado 13 de octubre, Brenda tenía una entrevista de trabajo y antes de asistir salió a comprar pan. Al salir del negocio, sintió que alguien le tironeó la riñonera. "Fue todo muy rápido. Lo único que me acuerdo es que después de eso me desperté en el hospital", dijo en diálogo con TN.

"Cuando salía de la panadería, sentí que alguien me agarró fuerte de la riñonera y me arrastró por la vereda hasta la calle (...) sentí que de repente estaba como volando en el aire", explica mientras repasa ese momento. Al ser consultada si recordaba haber sido atropellada, precisó que solo recuerda haber visto la parte delantera del auto.

Sobre la situación de los delincuentes, quienes lograron ser identificados y aún continúan detenidos, aseguró: "Me siento aliviada con eso, solo espero que haya Justicia (...) Yo me llevé la peor parte, pero ellos ya les habían robado a otros vecinos y habíamos avisado a las autoridades".

Tras el ataque de los delincuentes, Brenda fue internada con cuatro fracturas en las costillas, una en el húmero izquierdo, otra en la pelvis y daños en los órganos internos. Para compensarla, tuvieron que extraerle el bazo y operarla del hígado y del pulmón. Si bien la fecha de su alta médica no está determinada, sus médicos afirman que evoluciona bien.

"Ahora mi vida va a cambiar, no va a volver a ser como antes", expresó, y comentó que, al salir del hospital, tendrá que tener ciertos cuidados de salud. Agradecida, destacó el acompañamiento de los profesionales de la salud del Hospital Mariano y Luciano de la Vega.

La causa está a cargo del fiscal Gabriel López, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°8 de Moreno.

Cómo fue el ataque

Cerca de las 9 de la mañana del 13 de octubre, Brenda salía de una panadería ubicada en la calle Centenario al 1700, en el barrio de Villa Sala, de Moreno, cuando fue interceptada por dos "motochorros" que circulaban por la vereda. Al intentar arrebatarle sus pertenencias, habría quedado "enganchada" del lado del ladrón que iba de acompañante.

Así, fue arrastrada varios metros por el asfalto hasta que un Volkswagen Polo, que iba en dirección contraria a la moto, se topó con el vehículo.

En ese momento, el conductor de la moto dio un "volantazo" y así fue cómo el auto embistió a Brenda e impactó también contra la moto, a raíz de lo cual, los delincuentes cayeron del rodado, aunque rápidamente se reincorporaron y escaparon.

El auto era conducido por el dueño de la panadería en la que justamente estaba comprando Brenda, identificado como Tomás Villalba, de 20 años, quien iba junto a su madre.