Brenda fue por el biberón de su hijo y cuando volvió ya no estaba

·3  min de lectura

TOLUCA, Méx., julio 16 (EL UNIVERSAL).- Desde hace 18 días que Brenda no tiene contacto con su hijo de siete meses, entró al baño tras una discusión con su marido el 27 de junio y hasta ahora pese a una resolución judicial, no ha podido recuperarlo; hoy solicita ayuda a las autoridades del Poder Judicial del Estado de México para recuperarlo.

Afuera de los juzgados de lo familiar del PJEM, y en compañía de su abogada, comentó que el día de los hechos, peleó con el padre de su hijo, salió de la recámara para prepararle una toma de leche al bebé, pero cuando regresó ya no estaban en el domicilio.

Relató que no sabía de la batalla legal que iniciaría para recuperar a su hijo, pues, su expareja no solo lo sustrajo de su casa, sino que la denunció por violencia familiar para mantener la custodia de su hijo y presionarla para que regrese con él.

Comentó que tras sustraer al bebé de siete meses, su expareja se reunió con su tía, que es abogada y juntos fueron a la Fiscalía General de Justicia mexiquense para denunciarla por lesiones en su contra y del bebé.

"Yo llegué ahí para pedirle que me diera chance de darle de comer al niño, porque justo a esa hora le tocaba la toma de leche, pero no me dejó", dijo.

Ante esto, Brenda intentó interponer una denuncia en contra de su ahora ex pareja por la sustracción del menor, pero las autoridades le señalaron que era improcedente porque es el padre biológico.

"Me comentaron que él estaba ahí adentro denunciándome por lesiones, a mi expareja le supliqué por mensajes que me dejara darle de comer a mi bebé y no me contestó. A la semana se comunicó conmigo para preguntarme si nuestro matrimonio tenía alguna solución y entonces podría ver a mi hijo, le dije que solo me interesaba estar con mi bebé y me contestó que ya no lo voy a ver", lamentó.

Brenda dijo que se encuentra desesperada, porque su pequeño ha estado lejos de su madre, pese a que es lactancia materna y la distancia podría afectar su salud.

Pese a los obstáculos legales, Brenda logró exponer su caso ante un juez de lo Familiar del Poder Judicial del Estado de México quien dictó la guarda y custodia provisional del menor a su favor desde el 1 de julio; sin embargo, aún no ha logrado recuperarlo.

"Las fechas para ir por el niño las alarga el juzgado, saqué la cita para este jueves, fui con el notificador pero no nos abrieron y no he podido recuperarlo", acusó.

De acuerdo con la abogada Clara Sierra, que ahora representa a Brenda, el litigante que llevaba el caso no realizó lo pertinente para que la madre se reúna con el menor por lo que ahora temen que se prolongue el tiempo para recuperarlo toda vez que los jueces saldrán de vacaciones este viernes y habrá suspensión de actividades durante dos semanas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.