Brees y Brady se disputan la cima del Sur y el récord de TDs

LEÓN FELIPE GIRÓN
·5  min de lectura
El quarterback Tom Brady (12) de los Buccaneers de Tampa Bay durante una práctica, el jueves 5 de noviembre de 2020, en Tampa, Florida. (AP Foto/Chris O'Meara)
El quarterback Tom Brady (12) de los Buccaneers de Tampa Bay durante una práctica, el jueves 5 de noviembre de 2020, en Tampa, Florida. (AP Foto/Chris O'Meara)

En una temporada que ha visto caer todos los récords ofensivos — 5.996 puntos y 692 touchodwns — al cabo de las primeras ocho semanas, nadie conoce mejor la zona de anotación que Tom Brady y Drew Brees.

Brady (561) y Brees (560) ocupan los dos primeros puestos en la lista histórica de pases de touchdown, posiciones que han intercambiado tres veces en las últimas dos semanas. La noche del domingo tienen una cita pendiente en donde la marca podría cambiar de manos una vez más.

Lo mismo podría decirse de la cima de la División Sur de la Conferencia Nacional.

Hasta el momento, la supremacía del sector pertenece a Brady y los Buccaneers (6-2) a pesar de la derrota por 34-23 que sufrieron a manos de Brees y los Saints (5-2) en la primera semana de la temporada.

Sin embargo, Nueva Orleáns ha ganado la división en cada una de las últimas tres temporadas y si quiere refrendar su título, no tendrá mejor oportunidad que esta. Su entrenador Sean Payton intentará replicar el esfuerzo defensivo de los Saints de aquel 13 de septiembre en el que forzaron tres intercambios de balón, incluyendo una intercepción a Brady que fue devuelta por las diagonales.

Desde entonces, los Saints han robado apenas otros tres balones, su defensiva sigue sin conocer a un rival que no limite por debajo de los 23 puntos y, a grandes rasgos, el equipo tiene una sola victoria por más de seis puntos, precisamente ante los Bucs.

Desafortunadamente para los Saints, estos no son los mismos Buccaneers que enfrentaron el primer domingo de temporada. Desde entonces, Brady acumula 18 pases de touchdown a cambio de apenas dos intercepciones, Tampa Bay tiene récord de 6-1 y ha superado los 31 puntos en cuatro de esas victorias.

Sumándose a los problemas de Nueva Orleáns, los Bucs contarán a partir del domingo con el polémico y talentoso wide receiver Antonio Brown. El cuatro veces All-Pro, que firmó con Tampa Bay tras cumplir una suspensión de ocho juegos por conducta perjudicial para la liga y tras un par de años cargados de controversias, se une a un arsenal que incluye a Mike Evans, Chris Godwin y Rob Gronkowski en una de las ofensivas más explosivas de la NFL.

___

SEAHAWKS (6-1) en BUFFALO (6-2)

De la mano del explosivo inicio que tiene a Russell Wilson como firme candidato a MVP, los Seahawks de Seattle poseen hasta el momento el primer lugar de la Conferencia Nacional en la carrera rumbo a la postemporada.

Con varios equipos pisándoles los talones dentro de la Conferencia e incluso en la misma división, Seattle no tiene margen de error. De la manera en que está jugando Wilson, no lo necesitan.

Wilson comanda a la ofensiva más productiva de la NFL con 34,3 puntos por encuentro, tiene 26 pases de touchdown y Seattle busca convertirse en apenas el sexto equipo con por lo menos 25 puntos en cada uno de sus primeros ocho juegos de una campaña. Los otros cinco llegaron a playoffs, aunque ninguno se coronó en el Super Bowl.

Enfrente, Seattle tendrá a unos Bills que vienen de derrotar a su némesis, los Patriots, para tomar firme control del Este de la AFC en busca de su primer título divisional desde 1995. Y más importante aún, tiene las armas perfectas para contrarrestar a Wilson.

La defensiva de Buffalo es la 14ta de la NFL y la 11ra contra el pase. Armado con un sólido perímetro Buffalo tiene el talento para enfrentar a los explosivos receptores D.K. Metcalf (36 recepciones, 680 yardas y 7 TDs) y Tyler Lockett (49 recepciones, 575 yardas y 7 TDs). Lo que no tiene, sin embargo, es una ofensiva capaz de ir paso a paso con Wilson.

Luego de anotar, en promedio, casi 31 puntos en sus primeros cuatro juegos, Buffalo ha promediado apenas 18,7 puntos en sus siguientes cuatro compromisos, y van a requerir mucho más del joven pasador Josh Allen si quieren hilvanar su tercer triunfo.

___

DOLPHINS (4-3) en ARIZONA (5-2)

Al meter a los Cardinals en el panorama de playoffs en apenas su segunda temporada en la NFL, Kyler Murray se ha confirmado como una de las estrellas del futuro en la liga. Tua Tagovailoa, el joven quarterback de los Dolphins, pretende seguirle los pasos.

Tagovailoa, quinta selección global del pasado draft, ganó en su debut como titular la semana pasada ante los Rams con una discreta actuación de 11 completos de 22 intentos para 93 yardas y con el enorme respaldo de una defensiva que robó cuatro balones y que actualmente es la mejor de la Liga con 18,5 puntos por encuentro esta campaña.

Miami va a necesitar mucho más de Tua en su segundo inicio y lo mismo de una defensiva que se encuentra con Murray, unos Cardinals que promedian 35 puntos en sus últimos tres juegos y va contra el líder en yardas y recepciones de la NFL en DeAndre Hopkins.

El ganador de este encuentro ratificará sus credenciales como aspirante a la postemporada, el perdedor tendrá el consuelo de saber que sigue construyendo hacia un futuro prometedor.

___

La Semana 9 inició el jueves, con el triunfo de Aaron Rodgers y los Packers de Green Bay (6-2) sobre los diezmados 49ers de San Francisco (4-5).

La acción continúa el domingo con los siguientes encuentros: Broncos (3-4) en Atlanta (2-6); Ravens (5-2) en Indianápolis (5-2); Texans (1-6) en Jacksonville (1-6); Panthers (3-5) en Kansas City (7-1); Lions (3-4) en Minnesota (2-5); Bears (5-3) en Tennessee (5-2); Giants (1-7) en Washington (2-5); Raiders (4-3) en L.A. Chargers (2-5); y Steelers (7-0) en Dallas (2-6).

La jornada concluye el lunes con la visita de los Patriots (2-5) a casa de los Jets (0-8) en un duelo entre rivales del Este de la AFC y en el que Nueva Inglaterra busca su noveno triunfo consecutivo sobre Nueva York.