Los brasileños están a favor de la vacunación de niños contra COVID-19: audiencia

·2  min de lectura
Foto del martes de un niño con un cartel durante una protesta en Brasilia contra el pasaporte para el COVID-19 y las vacunas obligatorias para los niños en Brasil

BRASILIA, 4 ene (Reuters) - El Ministerio de Salud de Brasil dijo el martes que la mayoría de los participantes en una audiencia pública sobre la vacunación de niños de entre 5 y 11 años contra el COVID-19 estaban a favor de la inoculación, aunque en desacuerdo con la necesidad de una prescripción médica.

El gobierno del presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro, un escéptico de las vacunas, se ha opuesto a la inoculación de los niños, a pesar de que el regulador sanitario brasileño Anvisa ha autorizado el uso de las vacunas desarrolladas por Pfizer Inc.

Varias docenas de partidarios de Bolsonaro se manifestaron fuera de la audiencia celebrada en las oficinas de la Organización Panamericana de la Salud en Brasilia, protestando contra la vacunación de los niños, acompañados por jóvenes con pancartas.

Uno de ellos decía "No soy un conejillo de indias".

Los expertos dijeron en la audiencia que las vacunas no eran experimentales y que habían sido aprobadas por Anvisa, que autorizó la vacuna de Pfizer para los niños el 16 de diciembre. Anvisa no asistió a la audiencia.

La funcionaria del ministerio encargada de combatir el COVID-19, Rosana Melo, dijo que la mayoría de las 100.000 personas que respondieron a un cuestionario en línea estaban a favor de la vacunación voluntaria y de dar prioridad a los niños con afecciones médicas previas, pero se oponían a la exigencia de una receta médica para vacunarse.

Esta fue una de las decisiones del ministerio que podría dificultar la aplicación de la vacunación infantil, junto con la recomendación contra la vacunación obligatoria.

No obstante, la decisión final sobre la vacunación corresponde a los gobiernos estatales, no al federal. Hasta ahora, 20 de los 26 estados de Brasil y el distrito federal han decidido que no pedirán prescripción médica y el Consejo Nacional de Secretarios de Salud de los Estados (CONASS) ha aconsejado que no se exija este requisito.

Los gobernadores quieren empezar a vacunar a los niños antes de que las escuelas reanuden las clases a finales de enero. Se espera que las primeras dosis de Pfizer para niños lleguen a Brasil el 10 de enero.

(Reportaje de Lisandra Paraguassu y Ueslei Marcelino; redacción de Anthony Boadle, editado en español por Gabriela Donoso)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.