La brasileña Petrobras negocia la venta de una de sus refinerías al grupo Ultra

Agencia EFE
·3  min de lectura

Río de Janeiro, 19 ene (EFE).- La petrolera brasileña Petrobras informó este martes que recibió una propuesta firme para venderle la refinería que opera en Río Grande do Sul, estado en el sur de Brasil y fronterizo con Argentina y Uruguay, al grupo brasileño de distribución de combustibles Ultra.

La mayor empresa de Brasil informó en un comunicado enviado al mercado que el grupo Ultrapar Participaciones (Ultrapar) le hizo una "propuesta vinculante" por el control de la Refinería Alberto Pasqualini (Refap), ubicada en la región metropolitana de Porto Alegre, capital de Río Grande do Sul.

La Refap tiene capacidad para procesar 32.000 metros cúbicos de petróleo por día y atiende principalmente el mercado de distribución de combustibles (gasolina y diesel) en el sur del país.

El Grupo Ultra, conocido también como Ultrapar y con acciones negociadas en las bolsas de Sao Paulo y Nueva York, es la quinta mayor empresa privada de Brasil y actúa en el sector de distribución de combustibles mediante las redes Ipiranga (gasolina) y Ultragaz (gas natural), en el sector petroquímico y en el sector de logística y almacenaje.

Petrobras, empresa controlada por el Estado pero con acciones negociadas en las bolsas de valores de Sao Paulo, Nueva York y Madrid, puso en marcha el año pasado un plan para vender ocho de sus trece refinerías, responsables por la mitad de la capacidad de refino del país.

La venta de las refinerías forma parte de un ambicioso plan de desinversiones con el que la petrolera pretende reajustar su tamaño y su enorme deuda y concentrarse en actividades más estratégicas y rentables, como la explotación de petróleo y gas en las gigantescas reservas que tiene en aguas muy profundas del océano Atlántico.

La empresa también se propone abrir el sector refinamiento, en el que actúa casi como un monopolio y en el que no está acostumbrada a competir.

Petrobras ha recibido hasta ahora ofertas de compra por seis de las ocho refinerías que puso en venta y espera recibir en el primer trimestre de 2021 propuestas por las otras dos.

En el comunicado de este martes, Petrobras informó que está analizando las propuestas vinculantes que recibió para vender la Refinería Presidente Getulio Vargas (Repar), ubicada en el estado de Paraná y con capacidad para procesar 208.000 barriles de petróleo por día (9 % de la capacidad total de refino de petróleo de Brasil).

En un comunicado anterior, la petrolera había informado de que la Repar era disputada por tres grandes compañías, entre las cuales Ultrapar. Las otras dos eran la también distribuidora de combustibles Raízen y la china Sinopec.

La refinería Landulpho Alves (RLAM), en el estado de Bahía y con capacidad de procesamiento de 333.000 barriles de petróleo por día (14 % de la capacidad total de Brasil), está siendo negociada con el fondo de inversiones Mubadala, de Emiratos Árabes Unidos.

"La compañía también recibió propuestas vinculantes y está en fase de negociación para vender la Refinería Isaac Sabbá (Reman), en el estado de Amazonas; la Refinería de Lubrificantes y Derivados de Petróleo del Nordeste (Lubnor), en el estado de Ceará, y la Unidad de Industrialización del Esquisto (SIX), en el estado de Paraná", agrega el comunicado.

Sobre las otras dos unidades, la Refinería Abreu e Lima (Rnest), ubicada en el estado de Pernambuco; y la Refinería Gabriel Passos (Regap), en el de Minas Gerais, la petrolera dijo que espera recibir las propuestas vinculantes en el primer trimestre de este año.

El plan de desinversiones de la empresa prevé la venta de activos por hasta 23.000 millones de dólares hasta 2023, de los que 8.000 millones de dólares procederían de la venta de las refinerías.

(c) Agencia EFE