La brasileña Eletrobras anuncia una oferta de acciones que le permite su privatización

·3  min de lectura

Río de Janeiro, 27 may (EFE).- La brasileña Eletrobras, mayor empresa eléctrica de América Latina, anunció este viernes una oferta pública de acciones que debe culminar con su privatización y puede mover unos 30.688 millones de reales (unos 6.393,3 millones de dólares) según su actual cotización.

La oferta pública de adquisición de acciones fue inscrita este viernes ante la Comisión de Valores Mobiliarios (CVM, regulador) de Brasil y da plazo a los interesados, incluyendo inversores extranjeros y trabajadores brasileños que quieran usar sus cesantías en la operación, para presentar sus propuestas de compra de los papeles entre el 3 y el 7 de junio próximo.

El valor de las acciones ofrecidas será fijado el 9 de junio con base en la demanda que tenga la oferta y los nuevos papeles comenzarán a ser negociados en la Bolsa de Sao Paulo a partir del 13 de junio, cuando el Estado dejará de ser el controlador de la compañía.

Como el modelo de privatización prevé que el Gobierno no comprará ninguna de las nuevas acciones, el proceso de capitalización hará que la participación del Estado en el capital votante del gigante eléctrico se reduzca del actual 72 % hasta un 45 %.

De esa forma, la empresa se quedará sin un controlador definido y con su capital totalmente pulverizado, por lo que pasará a ser administrada por un consejo y una presidencia independientes, cuyos miembros serán elegidos por mayoría de los accionistas.

Según el prospecto de la oferta de acciones, la eléctrica hará una oferta primaria de 627.675.340 nuevas acciones ordinarias (con derecho a voto) simultáneamente en Brasil y en el exterior, que pudiera ser complementado con un lote suplementario con un 15 % de los papeles ofrecidos.

La capitalización también prevé una oferta secundaria de 69.801.516 acciones ya emitidas y que pertenecen al estatal Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

De acuerdo con fuentes del mercado financiero, hasta el jueves ya había una demanda de 13.000 millones de reales (unos 2.708,3 millones de dólares) por los nuevos papeles de la empresa.

El anuncio de la oferta hizo que las acciones ordinarias de Eletrobras alcanzaran a media jornada de este viernes en la Bolsa de Sao Paulo una apreciación del 0,30 %, hasta 44,12 reales (unos 9,2 dólares) por papel.

El precio de las acciones ordinarias ya emitidas por Eletrobras al cierre del jueves era de 44 reales (unos 9,1 dólares) en la Bolsa de Sao Paulo y de 9,23 dólares en la Bolsa de Nueva York.

El proceso de aprobación de la privatización exigió negociaciones durante seis años y concluyó la semana pasada cuando el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), órgano fiscalizador del Estado, dio el aval definitivo a la venta.

La privatización de Eletrobras será la primera de una estatal importante en la gestión del presidente Jair Bolsonaro, que, desde que asumió su mandato, en enero de 2019, puso en marcha una política económica de marcado tinte liberal, con énfasis en las privatizaciones y las concesiones, destinada a reducir el tamaño del Estado.

Pese a la venta del control, el proceso le garantiza al Estado una "acción dorada", que le reserva poder de veto en decisiones estratégicas de la compañía.

El modelo excluye de la venta a Eletronuclear, subsidiaria de Eletrobras que opera las tres plantas nucleares de Brasil, y a la gigantesca hidroeléctrica Itaipú, que el Estado brasileño comparte con el paraguayo y es gestionada por la estatal.

Eletrobras, responsable por un tercio de la generación en Brasil, posee cerca de la mitad de las líneas de transmisión del país, con una extensión sumada de más de 70.000 kilómetros de tendidos eléctricos y una capacidad instalada de generación de unos 50.000 megavatios (MW).

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.