Un estado del noreste es el primero en adoptar el confinamiento en Brasil

Agencia EFE

Brasilia, 30 abr (EFE).- El estado de Maranhao, en el noreste de Brasil, será el primero del país en adoptar medidas de confinamiento total de la población a fin de contener el avance de la pandemia de coronavirus, según una decisión judicial adoptada este jueves.

El llamado "lockdown" estará en vigor a partir del próximo 5 de mayo, inicialmente por un período de diez días, en cuatro municipios vecinos a la ciudad de Sao Luiz, capital de Maranhao, donde ha sido registrada una alta incidencia del COVID-19.

La decisión, acatada por el gobernador del estado, Flavio Dino, fue adoptada por un tribunal regional, que atendió un pedido de la Fiscalía fundamentado en el "colapso" del sistema público de salud, en el que están completamente ocupadas todas las unidades de terapia intensiva y empieza a haber una fuerte escasez de respiradores.

Según la sentencia, sólo podrán salir a la calle las personas que trabajan en los considerados "servicios esenciales", que incluyen al personal sanitario y de seguridad y a los empleados de farmacias o supermercados, que están entre los pocos comercios autorizados a funcionar.

Los ciudadanos de los municipios afectados por el confinamiento sólo podrán abandonar sus domicilios con documentos que certifiquen que trabajan en algunas de esas actividades "esenciales" o comprobar que se dirigen a alguno de los comercios que podrán seguir abiertos.

Hasta este jueves, según el Ministerio de Salud, Maranhao tiene 3.190 casos de coronavirus, con 184 muertes. La mayoría de los casos se han registrado en Sao Luiz y sus alrededores, donde las muertes ya suman 166 y los contagios ascienden a 2.728.

Se trata de uno de los estados más pobres de Brasil y tiene 6,8 millones de habitantes, de los cuales alrededor de una sexta parte está concentrada en Sao Luiz y su área metropolitana, en la que se sitúan los cuatro municipios que deberán adoptar el confinamiento.

Esa medida extrema hasta ahora no ha sido aplicada en ninguna ciudad de Brasil, aunque las autoridades regionales de Sao Paulo y Río de Janeiro ya han admitido que han comenzado a barajarla.

Según el último boletín del Ministerio de Salud, difundido este jueves, en Brasil hay 85.380 casos confirmados de coronavirus, con un total de 5.901 muertos, y el pico de la pandemia en el país se espera que ocurra entre mayo y junio.

(c) Agencia EFE