Brasil supera las 161.000 muertes por covid-19 y roza los 5,6 millones de casos

Agencia EFE
·4  min de lectura

Río de Janeiro, 4 nov (EFE).- Brasil registró en las últimas 24 horas 610 muertes por coronavirus, así como 23.976 nuevos contagios de la enfermedad, con lo que superó los 161.000 óbitos desde la llegada de la pandemia al país y se acerca a los 5,6 millones de casos, informaron este miércoles fuentes oficiales.

Según el último boletín del Ministerio de Salud, Brasil acumula 161.106 muertes por covid-19 desde que registró la primera víctima el 12 de marzo, y 5.590.025 contagios desde que contabilizó el primer caso el 26 de febrero.

Los números confirman a Brasil, con sus 210 millones de habitantes, como uno de los epicentros globales de la pandemia y como el segundo país con más muertes por coronavirus en el mundo después de Estados Unidos y el tercero con más contagios después de los norteamericanos e India.

Las cifras de este miércoles más que doblaron las del martes (243 muertes y 11.843 casos) y superaron significativamente las del lunes (179 fallecidos y 8.501 contagios) y las del domingo (190 óbitos y 10.100 casos).

El salto en los registros fue atribuido a la actualización de las estadísticas tras un fin de semana prolongado, ya que el lunes fue festivo en Brasil (Día de los Muertos), debido a que en las jornadas no laborables, por lo general, se reduce el número de funcionarios procesando las informaciones en municipios de pequeño porte.

Pese al aumento de las muertes y de los contagios este miércoles, las cifras de los últimos días confirmaron que las estadísticas siguen en declive y que la pandemia comienza a ceder en el gigante latinoamericano.

PROMEDIO DE MUERTES CAYÓ A 407 DIARIAS

De acuerdo con el Ministerio de Salud, el promedio diario de muertes en los últimos catorce días se ubicó este miércoles en 407, que, exceptuando la media diaria de 404 fallecimientos medida el martes, es el menor nivel desde el 6 de mayo pasado (401) en un país que por más de un mes tuvo más de mil muertes diarias.

El promedio diario de contagios en los últimos catorce días, por su parte, cayó a 20.800 este miércoles, el menor nivel desde el 2 de mayo (20.270) en una nación que llegó a registrar un récord de 69.070 casos el 29 de julio.

El número de personas contagiadas que se recuperó y fue dado de alta, en cambio, subió hoy hasta 5.063.344, lo que supone más del 90 % del total de infectados, y el de pacientes que continúa bajo cuidados médicos se redujo a 364.575.

Según estas cifras, la tasa de incidencia de covid-19 en Brasil es de 2.660 casos por cada 100.000 habitantes y la de mortalidad de 76,7 óbitos por cada 100.000 habitantes, mientras que el índice de letalidad por la enfermedad se redujo al 2,9 % del total de infectados.

Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil con 46 millones de habitantes, se mantiene como el más afectado por la pandemia, con 1.123.299 contagios y 39.549 muertes.

En segundo lugar en número de muertes se ubica el estado de Río de Janeiro, con 20.759 fallecimientos, y el segundo en número de casos es Bahía, con 355.753 contagios.

Pese a que la pandemia aún no está controlada y algunos especialistas temen que en Brasil se registre una segunda ola como la que sufre hoy Europa, los diferentes estados prosiguieron sus procesos de desescalada de las medidas de distanciamiento social.

En Sao Paulo, la mayor ciudad del país, los alumnos de bachillerato en las escuelas públicas y privadas comenzaron a regresar a las clases el martes, cuando cerca del 10 % de los estudiantes compareció a aulas presenciales.

Según la secretaría regional de Educación, pese a que la previsión era que al menos el 20 % de los alumnos compareciera a las escuelas en el primer día de liberación, tan sólo lo hicieron 9.000 estudiantes.

La alcaldía de Río de Janeiro, por su parte, liberó desde el martes las actividades recreativas en las playas, las discotecas y los sistemas de bufé en los restaurantes, en la séptima etapa de su proceso de acelerada desescalada.

(c) Agencia EFE