Brasil suma 1.656 muertes por coronavirus y el total ya pasa de 312.000

Agencia EFE
·2  min de lectura

Brasilia, 28 mar (EFE).- El número de muertos registrados por covid-19 en Brasil se situó en 1.656 en las últimas 24 horas, con lo que el total llega a 312.206, informó este domingo el Ministerio de Salud.

También en las últimas 24 horas fueron comprobados otros 44.326 contagios, lo que eleva el acumulado desde que la pandemia llegó al país, en febrero del año pasado, a 12.534.688 casos.

Las cifras muestran una fuerte caída en relación a los últimos días, en los que el número de muertos en 24 horas llegó a superar los 3.600, pero según el propio Ministerio de Salud eso ocurre cada fin de semana, cuando se reduce el personal responsable de procesar los datos.

El boletín diario oficial también señaló que aún permanecen en observación 1.309.541 pacientes y que el número de personas que en el país se han recuperado del coronavirus ahora llega a 10.912.941.

Brasil se mantiene como el segundo país más afectado por la crisis sanitaria después de Estados Unidos y enfrenta una nueva y virulenta ola que, según muchos especialistas, puede acelerar más en las próximas semanas, por la circulación de nuevas variantes mucho más agresivas.

Para intentar atajar la expansión del virus, las principales ciudades del país han ordenado interrumpir todas las actividades que son consideradas no esenciales e incluso, en otras como Sao Paulo y Río de Janeiro, se ha anunciado un festivo de diez días que comenzó el pasado viernes e incluirá la Semana Santa.

Pese a que los últimos dos días la población de Río de Janeiro había respetado la prohibición de ir a la playa, este domingo, un día soleado y de fuerte calor, las cosas cambiaron y la Policía tuvo que intervenir para expulsar a cientos de personas que intentaban permanecer en las arenas de Copacabana, Ipanema y Leblón.

También en varias ciudades del país, las autoridades allanaron decenas de locales en los que se celebraban fiestas clandestinas, que en algunos casos llegaron a reunir a cientos de personas y que, en su mayoría, fueron convocadas a través de las redes sociales.

En otras ciudades, como Belo Horizonte, hubo algunas protestas, pero de comerciantes que exigían poner fin a las restricciones a las actividades económicas, que en esa y en otras capitales regionales estarán en vigor hasta que concluya la Semana Santa.

(c) Agencia EFE