Brasil reparte remedios para pacientes intubados pero aún precisa mucho más

Agencia EFE
·3  min de lectura

Brasilia, 17 abr (EFE).- El Gobierno brasileño comenzó a entregar este sábado nuevos lotes de medicamentos para aliviar el dolor de los pacientes de covid-19 intubados, pero que son insuficientes para atender una demanda disparada por el aumento de los contagios.

La necesidad de esas medicinas se ha hecho cada vez mayor en medio de una virulenta fase de la pandemia, que ya ha dejado en Brasil cerca de 370.000 muertes y unos 13,8 millones de contagios.

Según informó el Ministerio de Salud, se trata del llamado "kit intubación", compuesto básicamente por tres tipos diferentes de sedantes que son necesarios para el doloroso proceso de intubación traqueal de pacientes de covid-19 en estado grave.

De acuerdo con ese despacho, este fin de semana serán distribuidos en todo el país 2,3 millones de esos "kit", que han sido donados por empresas privadas e importados de China, pero esa cifra, según la Confederación Nacional de Municipios, es insuficiente frente a las crecientes necesidades que existen en las 5.570 ciudades del país.

Ese organismo informó de que al menos 975 de esas localidades cuentan, en promedio, con los sedantes necesarios para los próximos cuatro días, por lo que urgió a garantizar el abastecimiento en el plazo más breve posible.

Una de los estados en que la situación es crítica es Sao Paulo, el más poblado del país, con 46 millones de habitantes y que este fin de semana recibirá 400.000 de esos "kit", una dotación que, de acuerdo con las autoridades locales, basta apenas para "unos días".

Tanto el Ministerio de Salud como organismos que reúnen a los gobernadores y a los alcaldes de Brasil han iniciado gestiones ante otros países y hasta con la ONU, a fin de intentar garantizar tanto esos sedantes como el oxígeno medicinal, que también ha empezado a escasear en por lo menos 400 ciudades, según los datos oficiales.

Una de las donaciones ya confirmadas procederá de España, que enviará a Brasil "varias toneladas" de ayuda médica en el marco de tratativas realizadas por el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro con la Unión Europea (UE).

EL GOBIERNO ANUNCIA MÁS VACUNAS, QUE TAMBIÉN ESCASEAN

Este sábado, el Ministerio de Relaciones Exteriores informó que el país recibirá cuatro millones de dosis de la vacuna elaborada por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford en mayo, aunque sin precisar la fecha.

Según una nota de la cancillería, será un lote proveniente de la iniciativa Covax Facility, promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y con la cual Brasil se ha reservado 42 millones de dosis de vacunas, de las que hasta ahora solo ha recibido un millón.

De acuerdo con los últimos datos del Ministerio de Salud, en Brasil han sido vacunadas hasta ahora 28,5 millones de personas, pero de ellas apenas siete millones han recibido las dos dosis necesarias.

También según la información oficial, entre los 210 millones de brasileños, 77,2 millones están dentro de los "grupos prioritarios", que incluyen a las personas consideradas "de riesgo".

El ministro de Salud, Marcelo Queiroga, admitió este sábado los problemas que existen para la obtención de medicamentos y vacunas, pero en el caso de los antígenos volvió a apostar por la producción nacional, que deberá comenzar con fuerza en el segundo semestre de este año.

Esa producción local será por cuenta de los laboratorios Butantan y FioCruz, que tienen acuerdos para elaborar en el país la vacuna de AstraZeneca-Oxford y la del laboratorio chino Sinovac.

"Hay dificultades sanitarias por ser superadas. Tenemos muchos pacientes que precisan de terapia intensiva e intubación traqueal, pero estamos buscando los insumos necesarios, a pesar de la escasez en los mercados nacional e internacional", dijo el ministro.

(c) Agencia EFE