Brasil registra el peor octubre en deforestación desde 2015

Casi 1.000 kilómetros cuadrados de la Amazonía brasileña se perdieron en octubre, el peor dato en ese mes desde que se tienen registros, en 2015, según datos oficiales divulgados este viernes, a menos de dos meses del fin de mandato del presidente Jair Bolsonaro.

Los 904 km2 de área talada el mes pasado representa un 3% más que la de octubre de 2021, antiguo récord para el mes, según datos del sistema de vigilancia satelital DETER, del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE).

La ONG WWF-Brasil alertó que junto con el aumento de la deforestación, el número de incendios "se disparó" luego de las elecciones presidenciales.

"El aumento de alertas de deforestación y de incendios era esperado, pero inclusive así los números de los primeros días de noviembre asustan, muestran una carrera desenfrenada por la devastación", señaló en un comunicado la ONG.

Durante el mandato de Bolsonaro, un negacionista del cambio climático, la deforestación anual promedio en la Amazonía brasileña -principalmente causada por la tala de árboles para la expansión de área de pasto para ganado y la frontera agrícola, según expertos- aumentó 75% comparado con la década anterior.

La Amazonía brasileña corresponde al 59% del territorio brasileño, repartida entre nueve estados.

Más de la mitad del área destruida se concentró en el estado de Pará (norte), con 435 km2 talados.

La deforestación acumulada entre el 1 de enero y el 31 de octubre de este año representa el mayor valor de la serie histórica del sistema DETER, apuntó WWF-Brasil, con la destrucción de 9.494 km2.

El izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, quien derrotó a Bolsonaro el 2 de octubre en el balotaje presidencial, ha prometido "una Amazonía viva", reactivando políticas de protección de la selva y combate a la deforestación, diferenciándose del mandatario ultraderechista.

"El nuevo gobierno tendrá mucho trabajo para reparar la situación, para terminar con la percepción de que la Amazonía es una tierra sin ley", dijo Raul do Valle, especialista en políticas pública de la ONG WWF-Brasil en un comunicado.

Lula viajará el próximo lunes a Egipto, invitado por el presidente de ese país, Abdel Fatah al Sisi, para participar de la conferencia sobre el clima COP27, su preestreno internacional antes de asumir el 1 de enero de 2023.

La administración del izquierdista pretende recuperar el prestigio internacional con una agenda centrada en la protección ambiental.

msi/dga