Brasil registra más de mil muertes por tercer día y supera las 207.000 víctimas

Agencia EFE
·4  min de lectura

Río de Janeiro, 14 ene (EFE).- Brasil, uno de los países más afectados por la covid-19 en el mundo, registró en las últimas 24 horas 1.131 nuevas muertes por la enfermedad, con lo que encadenó tres días seguidos con más de mil fallecimientos diarios y ya supera las 207.000 víctimas, informó este jueves el Ministerio de Salud.

Este fue el séptimo en los últimos diez días en que la cifra diaria de muertes en el gigante suramericano superó el millar y el tercer día seguido, tras los 1.110 fallecimientos del martes y los 1.274 del miércoles.

En medio del recrudecimiento de la pandemia que confirma que Brasil vive una segunda ola de la enfermedad sin nunca haber superado la primera, Brasil también registró este jueves 67.758 nuevos contagios, el segundo mayor número desde el 17 de diciembre (69.830) y tan sólo superado por el récord de 87.840 casos contabilizados el 7 de enero.

De acuerdo con el boletín publicado este jueves por el Ministerio, con las 1.131 muertes y los 67.758 contagios de las últimas 24 horas, Brasil acumula 207.095 víctimas desde el primer óbito el 12 de marzo del año pasado y 8.324.294 casos desde el primero el 26 de febrero de 2020.

Estas cifras confirman al gigante latinoamericano, con sus 210 millones de habitantes, como uno de los epicentros globales de la pandemia y como el segundo país con más muertes en el mundo por la covid-19 después de Estados Unidos y como el tercero con más contagios tras la nación norteamericana e India.

Con el salto de las muertes en los últimos días, el promedio de víctimas en los últimos catorce días se ubicó en 867 diarias este jueves, el mayor en poco más de cuatro meses, desde la media de 868 muertes diarias medida el 4 de septiembre del año pasado.

El actual promedio de muertes es en un 24,4 % superior al de hace dos semanas (687 fallecimientos diarios el 1 de enero) y 39,4 % mayor que el de hace un mes (622 óbitos diarios el 14 de diciembre).

Pese a las elevadas cifras de muertes y contagios, el Ministerio de Salud informó que cerca de 7,34 millones de pacientes que contrajeron la enfermedad ya se recuperaron, lo que representa cerca del 88 % del total de casos, y que otros 777.496 continúan bajo observación médica (cerca del 9 %).

BRASIL TIENE TASA DE 99 MUERTES POR CADA 100.000 HABITANTES

Estas cifras indican que la tasa de letalidad por la covid-19 en Brasil es del 2,5 % de los contagiados y que el índice de mortalidad llega a 99 óbitos por cada 100.000 habitantes y el de contagios a 3.961 casos por cada 100.000 habitantes.

En medio del recrudecimiento de la pandemia, el ministro de Salud de Brasil, el general Eduardo Pazuello, anunció este jueves ante cerca de 130 alcaldes que la campaña de vacunación contra el coronavirus SARS-CoV-2 finalmente comenzará el próximo miércoles 20 de enero.

El Gobierno ha sido blanco de duras críticas por no tener fecha para el inicio de la campaña de inmunización, algo que ya pusieron en marcha hace algunos días unos 50 países, entre ellos algunos latinoamericanos como Argentina, Chile y México.

El inicio de la campaña, sin embargo, está condicionado a que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa, regulador) autorice el uso en el país, por condiciones de emergencia, de las dos únicas vacunas cuyos laboratorios iniciaron procesos para registrar sus productos en Brasil.

Se trata de la vacuna desarrollada por la farmacéutica china Sinovac y de la desarrollada conjuntamente por el laboratorio anglo-sueco AstraZeneca y la universidad británica de Oxford.

De las 354 millones de dosis de vacunas anticovid que el Ministerio de Salud tiene confirmadas para este año, 212,4 millones son del producto de AstraZeneca y otras 100 millones de Sinovac.

De este total, Brasil ya tiene almacenadas en el país 6 millones de vacunas de Sinovac y espera recibir el lunes dos millones del producto de AstraZeneca importadas desde India para poder iniciar la campaña de inmunización con ocho millones de dosis.

El agravamiento de la pandemia, por otra parte, obligó al estado de Amazonas a declarar un toque de queda de once horas diarias a partir de este jueves en Manaos, la mayor ciudad de la Amazonía y cuyo sistema hospitalario entró en colapso tanto por la falta de lechos como de cilindros de oxígeno, lo que obligó a las autoridades a trasladar a los enfermos menos graves a otras ciudades.

La nueva medida restrictiva fue anunciada por el gobernador del estado de Amazonas, Wilson Lima, quien admitió que, además de hospitales ya sin capacidad y cementerios desbordados, Manaos enfrenta una grave falta de cilindros de oxígeno para los enfermos hospitalizados por la covid-19 y que están conectados a respiradores mecánicos, lo que ya ha provocado algunas muertes por asfixia.

(c) Agencia EFE