Brasil rechaza el permiso para la utilización de la vacuna india Covaxin

Agencia EFE
·2  min de lectura

Brasilia, 30 mar (EFE).- Brasil rechazó conceder un certificado necesario para el uso de la vacuna anticovid india Covaxin, después de analizar los riesgos que representaría su aplicación en este país sudamericano, se anunció oficialmente este martes.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa, regulador) señaló en un comunicado que había rechazado el llamado "certificado de buenas prácticas" presentado por la empresa responsable de la vacuna, Bharat Biotech.

Esa autorización es uno de los pasos previos para que vacunas como la Covaxin puedan ser utilizados en este país, el segundo en todo el mundo en cuanto al nivel acumulado de infectados por el nuevo coronavirus y fallecidos por covid-19, después de Estados Unidos.

La decisión sobre el certificado que requería Covaxin fue adoptada después de que representantes de Anvisa realizaran una inspección en la fábrica de la empresa india entre el 1 y el 5 de marzo.

"Tras la evaluación final, se concluyó que el plan de acción enviado por la empresa no es suficiente para mitigar todos los riesgos que implica la fabricación de la vacuna a corto plazo", dice el comunicado.

En concreto, agrega la nota, "durante la inspección se encontraron diferentes inconformidades (...) que denotan un riesgo significativo para la fabricación y garantías de la calidad del producto, lo que implica un riesgo para la salud de los usuarios".

Según medios locales, Covaxin se utiliza actualmente en India y en otros cinco países (Irán, Myanmar, Guyana, Zimbabue e Islas Mauricio).

El proceso de vacunación en Brasil contra la covid-19 se está haciendo en su mayoría con la vacuna Coronavac, que procede del laboratorio chino Sinovac, y en menor proporción con la Covishield, de la farmacéutica anglo-sueca AstraZeneca y la universidad británica de Oxford.

Adicionalmente, el mismo certificado que le fue rechazado a la vacuna india lo han recibido la del consorcio germano-estadounidense Pfizer-BioNTech -que tiene ya registro definitivo para su uso en Brasil- y la del laboratorio belga Janssen, del grupo Johnson & Johnson.

Este mismo martes, un laboratorio en Guarulhos (Sao Paulo), que forma parte del proceso de producción en el país de la vacuna rusa Sputnik V, que está a cargo de la empresa local Uniao Química, y tres empresas que cumplen funciones similares para Janssen obtuvieron individualmente el mismo certificado.

El proceso de vacunación contra la covid-19 lleva retraso en Brasil respecto a las fechas programadas, y hasta hoy sólo ha recibido la primera dosis un 10 % de la población y la segunda el 3 %.

De acuerdo con los últimos datos, la pandemia de coronavirus ha infectado en Brasil a 12,6 millones de personas y ha causado la muerte de 313.866.

(c) Agencia EFE