Brasil está en "punto de inflexión" y Colombia logra la meta inicial de vacunas

Agencia EFE
·5  min de lectura

Redacción Internacional, 17 mar (EFE).- La desigual lucha de Latinoamérica contra el coronavirus tiene en la vacunación su reto más inmediato y este miércoles dos países, Brasil y Colombia, han dado pasos de esperanza en este sentido para frenar la pandemia.

Los esfuerzos hechos por ambos países latinoamericanos pueden ayudar significativamente en el combate contra la covid-19, que ya ha infectado a 53.160.109 personas y se ha cobrado la vida de 1.277.554 en América, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por el lado colombiano, a pesar de un comienzo lento en el proceso, se logró aplicar en el primer mes más de un millón de dosis superando así la meta que se había fijado cuando comenzó a inmunizar a las personas mayores de 80 años y a la primera línea del personal de salud.

Adel Mass Arcón, un adulto mayor de 97 años, recibió este miércoles en Barranquilla, capital del departamento caribeño del Atlántico, la dosis un millón administrada en Colombia, país que totaliza 2.314.154 casos y 61.498 muertes.

Oficialmente la vacunación en Colombia comenzó el 17 de febrero y el Gobierno confiaba en que podía cumplir la meta del millón de sueros en los primeros 30 días o incluso más, ya que aseguraban que había capacidad para aplicar 100.000 al día.

Por parte brasileña, el gigante suramericano espera haber llegado a un "punto de inflexión", como lo dijo en la fecha el saliente ministro de Salud, Eduardo Pazuello, tras marcar el martes pasado un nuevo récord de muertes por la covid-19 con 2.841, y suma a su "arsenal" 500.000 dosis de vacunas entregadas por la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), el mayor centro de investigación sanitaria de América Latina.

"Este momento es apropiado en cuanto a nuestra capacidad de combatir la pandemia. Es un momento de inflexión", afirmó Pazuello tras la visita a la sede de la Fiocruz en Río de Janeiro.

Se necesita que esa inflexión también llegue al número de casos del coronavirus, que hoy marcaron un nuevo récord diario con 90.303.

El hecho de que Brasil, como potencia latinoamericana que es, comience a producir sus propias vacunas, es una esperanza para la región, pero seguramente habrá que esperar y también hacer fila.

Eso fue lo que le dio a entender hoy en Brasilia el canciller brasileño, Ernesto Araújo, a su homólogo paraguayo, Euclides Acevedo, al asegurarle que "cuando estemos listos para cooperar internacionalmente con el abastecimiento de vacunas, Paraguay será nuestra prioridad número uno".

Un "sí pero todavía no" que se acomoda en el marco de problemática particular de la pandemia en Paraguay, donde la crisis le ha costado la cabeza al ministro de Salud Julio Mazzoleni y amenaza con la estabilidad del Gobierno del presidente Mario Abdo Benítez.

UNA POSIBLE NUEVA VARIANTE EN URUGUAY

La magnitud de la crisis en Brasil amenaza severamente a sus vecinos, y Uruguay no se salva de esa circunstancia.

Las autoridades del departamento uruguayo de Treinta y Tres, fronterizo con Brasil, están pensando que una nueva variante del SARS-CoV-2 podría haber ingresado al país por la aparición de casos con características clínicas diferentes en pacientes en esa región.

Este miércoles, el director de Salud de la zona, José Quintín Olano, aseguró que el nivel de contagio y el porcentaje de pacientes sintomáticos que están encontrando son más de los que estaban habituados a tener en el departamento.

Por ello, comentó que no se descarta la aparición de una nueva variante del patógeno, algo que, desde su punto de vista, es "lógico" de sospechar por la cercanía de Treinta y Tres al estado brasileño de Rio Grande do Sul.

UN NUEVO VIAJE ARGENTINO A RUSIA POR VACUNAS

Otro avión de Aerolíneas Argentinas partirá este jueves con destino a Moscú para traer de Rusia un nuevo lote no precisado de dosis de la vacuna Sputnik V, aún en medio de los ecos del escándalo del "Vacunatorio VIP", en el que personajes influyentes fueron privilegiados en los turnos de inoculación frente al resto de la población.

En total, Argentina ha recibido 2.470.540 dosis de la Sputnik V; 580.000 dosis de la Covishield, desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca y producida por el laboratorio Serum Institute de India, y un millón de dosis de Sinopharm, pero las críticas han arreciado en los últimos días desde algunos sectores por la escasez de compuestos para vacunación en casi todas las provincias.

Según datos oficiales, un total de 2.131.493 personas recibió la primera dosis de la vacuna, mientras que 487.666 personas fueron inoculadas ya con la segunda.

CHILE: UNA PARADOJA PANDÉMICA

A pesar de ser el país que más rápido está vacunando a su población en el mundo contra la covid-19 (con 1,4 dosis diarias por cada 100 habitantes, según el registro One World Data de la Universidad de Oxford), y de haber vacunado a cinco millones de personas 15 días antes del plazo previsto inicialmente, Chile llegó este miércoles a 3.088 camas de cuidados críticos ocupadas debido a la covid-19, la mayor cifra de toda la pandemia.

Conforme a datos del Ministerio de Salud, 2.133 de ellas corresponden a Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), cuya ocupación viene aumentando durante las últimas semanas por la segunda ola del coronavirus que azota al país y en estos momentos existen un total de 188 camas críticas disponibles en todo el territorio nacional.

Una segunda ola que le reportó un positivo al ministro del Interior del país, Rodrigo Delgado, quien fue hospitalizado hoy en Santiago como "medida preventiva".

Delgado, de 46 años, dio positivo el pasado 12 de marzo tras regresar de un viaje de trabajo a Arica, a 2.000 kilómetros al norte de la capital chilena.

(c) Agencia EFE