Brasil pide no marginar a países en cumbre del clima

Por FRANK JORDANS
Varias personas protestan en la principal sala de la cumbre COP24 en Katowice, Polonia, el miércoles 5 de diciembre de 2018. (AP Foto/Czarek Sokolowski)

KATOWICE, Polonia (AP) — Brasil pidió el miércoles que no se margine a las naciones en desarrollo en las negociaciones de la conferencia del clima de la ONU para evitar un fracaso como ocurrió hace nueve años en Copenhague.

Las acusaciones sobre acuerdos secretos no son inusuales en este tipo de reuniones, donde las sesiones diplomáticas a menudo se prolongan hasta altas horas de la noche. La cumbre de dos semanas en Polonia es considerada crucial en los intentos internacionales para reducir el calentamiento global debido a que los signatarios del acuerdo de París de 2015 se fijaron como plazo el fin de año para finalizar las normativas a las que habrían de adherirse.

“Lo que debe evitarse a toda costa es que las naciones en desarrollo sean marginadas o que les presenten textos para que los acepten sí o no”, declaró J. Antonio Marcondes, el principal negociador de Brasil en las conversaciones.

Marcondes solicitó consultas incluyentes y frecuentes con todos los países, “para evitar una repetición de Copenhague”.

La reunión tiene lugar en momentos en que aumentan las malas noticias sobre el cambio climático. Un reciente informe científico presenta un panorama complicado sobre las posibilidades que tiene el mundo para alcanzar la meta más ambiciosa del acuerdo de París: contener el calentamiento global en 1,5 grados centígrados (2,7Fahrenheit) a finales de siglo.

Un nuevo estudio difundido el miércoles muestra que las emisiones globales de dióxido de carbono, que capturan calor, aumentaron 2,7% de 2017 a 2018, tras varios años de poco incremento. Las proyecciones alejan del alcance la meta fijada en París.

Debido a la renuencia de gobiernos a comprometerse con el tipo de medidas drásticas que los científicos consideran necesarias para evitar un calentamiento catastrófico, Naciones Unidas afirmó que frenar el cambio climático beneficiaría enormemente la salud de las personas y los presupuestos de las naciones.

Cumplir con los objetivos del acuerdo de París reduciría de forma considerable la contaminación atmosférica global, salvaría un millón de vidas cada año para el 2050 y reduciría bastante el gasto en salud pública, dijo la Organización Mundial de la Salud.

La agencia, con sede en Ginebra, afirmó que el cambio climático también afectará adversamente las fuentes de agua potable, el nivel de nutrientes de alimentos básicos como el arroz y la devastación por desastres naturales, al tiempo que las medidas para frenarlo, como promover el uso de la bicicleta y sobre el vehículo, han tenido resultados positivos.

___

El periodista de The Associated Press, Seth Borenstein, en Washington, contribuyó a este despacho.