Brasil: la mancha de petróleo llegó a las playas de Bahía y avanza hacia Todos los Santos

LA NACION

Las extrañas manchas de petróleo aparecieron en septiembre en las playas del noreste de Brasil llegaron esta semana a la bahía de Todos los Santos, la más grande del país y la segunda más grande del mundo.

El Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables confirmó que el líquido negro ya contaminó las costas de Jaburu, Tairu y Cacha Pregos, en Bahía, una zona de corales y en las que trabajan los pescadores, según reportó el diario El País.

El jefe del Estado Mayor del Comando de Operaciones Navales, Alexandre Rabello de Faria, comentó ayer en una audiencia pública en el Senado que las investigaciones no avanzaron e indicó que la única "certeza es que el ADN del crudo es venezolano".

Rabello de Faria cree que se trata de un acto delictivo, como "una bala perdida" que alcanzó la costa brasileña. Sin embargo, ninguna autoridad brasileña afirmó cómo ni quién lo derramó.

Los investigadores tienen cuatro hipótesis: un accidente en el traspaso de petróleo de un buque a otro, el naufragio de un buque petrolero, un derrame accidental del buque por rotura del casco y un derrame intencional.

La zona afectada

Ayer a la mañana aparecieron restos espesos y viscosos de petróleo en la región del Farol da Barra, uno de los principales puntos turísticos de la capital bahiana. También en las playas de Ondina, en el límite de la entrada de la bahía de Todos los Santos.

En total, 11 regiones costeras de Salvador están afectadas. Otra playa afectada es Pedra do Sal, que amaneció con arena, piedras y corales cubiertos de crudo negro líquido.

Bahía es el último estado en registrar la presencia de manchas de petróleo, que llegaron hasta allí a principios de este mes y afectó a nueve ciudades: Vera Cruz, Salvador, Lauro de Freitas, Camaçari, Mata de São João, Entre Rios, Esplanada, Conde y Jandaíra.