Brasil: Líderes de Congreso encaran líos legales

BRASILIA (AP) — La Cámara de Diputados de Brasil eligió el lunes como presidente a Henrique Eduardo Alves, un miembro de la coalición oficialista quien enfrenta investigaciones en la justicia.

El viernes, el Senado eligió a Renan Calheiros como presidente de la cámara alta en momentos que la Procuraduría General de la República (fiscalía) pidió a la justicia abrir una investigación en su contra por desvío de dinero público, falsedad ideológica y uso de documentos falsos.

Ambos líderes, electos presidentes por los próximos dos años, son miembros del mayoritario Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), socio de la coalición de la presidenta Dilma Rousseff y alcanzaron su cargo con apoyo del gobernante Partido de los Trabajadores.

Alves, el miembro más antiguo del Congreso, es investigado por supuesto tráfico de influencias a favor de un ex director de una refinería de petróleo en el estado de Rio de Janeiro. También fue acusado por su ex esposa de enriquecimiento ilícito por supuestamente mantener dinero no declarado en paraísos fiscales en el exterior.

En las últimas semanas también fue denunciado de que benefició a empresas de un asesor suyo con recursos destinados al desarrollo de obras en el estado nororiental de Rio Grande do Norte, por el cual ha sido electo al parlamento en forma continua desde 1970.

En un discurso poco antes de la votación, Alves atribuyó las últimas denuncias en su contra a un "comportamiento sin cara, sin rostro, clandestino y subterráneo".

Una vez electo, hizo una intervención en la que pareció defenderse de las denuncias al afirmar que "soy de un tiempo en que era necesario tener coraje para no sucumbir, coraje para resistir. Sé del miedo que tuve que superar para llegar aquí entero".

La situación del nuevo jerarca del senado, Calheiros, no es muy diferente. El viernes, el fiscal general Roberto Gurgel confirmó a la revista Epoca que presentó una denuncia a la corte suprema contra el nuevo presidente del Senado por supuestamente alterar notas fiscales para justificar dinero recibido del lobista de una empresa de construcción, no identificada, y que era entregada como pensión a la madre de un hijo del legislador.

El senador, quien fue ministro de Justicia en el gobierno del ex presidente Fernando Henrique Cardoso (1994-2002), había ocupado la presidencia del Senado en 2007 pero debió renunciar al cargo en medio de las denuncias de recibir dinero de un lobista. Calheiros no comentó las denuncias en su contra.

Cargando...