Brasil entra en recta final de campaña para elecciones generales

Río de Janeiro, 1 Oct (Notimex).- Brasil entró hoy en la recta final de la campaña para la primera vuelta de las elecciones generales del próximo domingo en la que se elegirán legisladores, gobernadores y presidente, en un ambiente de polarización e incertidumbre que se resolverá probablemente en la segunda vuelta, el 28 de octubre.

Las encuestas de los últimos días, aunque apuntan a un escenario diverso, reflejan que el electorado de la mayor economía de América Latina está partido en dos: un 28 por ciento apoya a Jair Bolsonaro, el radical de extrema derecha que denigra a homosexuales, mujeres y minorías; un 22 por ciento respalda a Fernando Haddad, reemplazante de Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado e inhabilitado.

Bolsonaro, quien salió del hospital el fin de semana tras tres semanas internado por un atentado con arma blanca cometido el 6 de septiembre, moderó el tono en los últimos días para intentar ganar votos entre sectores cruciales del electorado, como las mujeres, que son el 52 por ciento de los 147 millones de votantes en Brasil.

Ayer decenas de miles de mujeres salieron a las calles en Río de Janeiro, Sao Paulo, Brasilia y otras ciudades del país bajo el lema “#ÉlNo”, en una campaña destinada a frenar a este diputado y exmilitar que realizó comentarios ofensivos contra las mujeres.

El pasado abril, Bolsonaro dijo, al comentar la paternidad de sus cinco hijos: “fueron cuatro hombres, la quinta tuve una ‘flojera’ (caída del rendimiento) y vino mujer”.

En 2014 este hombre de 63 años dijo de una diputada de izquierda que lo acusó de exacerbar los abusos sexuales contra las mujeres que ella "no merecería ser violada", e incluso fue llevado ante la Justicia por ello.

De los cuatro principales candidatos a la presidencia de Brasil, Bolsonaro es el único que no tiene a una mujer como candidata a vicepresidenta.

Si los sondeos no fallan, como sucedió en la elección de Donal Trump, en el Brexit y en el referéndum por la paz en Colombia, Bolsonaro logrará pasar a la segunda vuelta como candidato más votado, dejando fuera a la derecha moderada por primera vez en dos décadas.

El exgobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, del centroderecha, apenas tiene el 8.0 por ciento de las intenciones de voto y con toda probabilidad dejará al PSDB –partido que estuvo presente en la segunda ronda de todos los comicios presidenciales en las dos últimas décadas- fuera de la crucial votación del 28 de octubre.

En el lado de la izquierda el voto está algo más dividido, con Haddad del Partido de los Trabajadores (PT) con cerca del 22 por ciento, por 13 por ciento Ciro Gomes, exgobernador del estado de Ceará y considerado como una “tercera vía”.

Tras una larga e incierta campaña, agitada por la inhabilitación de Lula da Silva cuando lideraba los sondeos con el 40 por ciento y por el atentado a Bolsonaro, los candidatos se verán las caras en un último debate nacional el próximo día 4, el último antes de la votación del domingo.

NTX/I/HA/MMMM/