Brasil eleva tasa de interés por primera vez en seis años para frenar la inflación

Agencia EFE
·3  min de lectura

Sao Paulo, 17 mar (EFE).- El Banco Central (BC) de Brasil elevó este miércoles la tasa básica de interés en 0,75 puntos porcentuales, hasta el 2,75 % anual, lo que supone su primer alza después de casi seis años en un intento por contener el aumento de la inflación.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del BC decidió, por unanimidad, subir los tipos del mínimo histórico del 2 %, que mantenía desde agosto de 2020, hasta el 2,75 % actual, pese a la crisis económica y la incertidumbre generada por la pandemia de coronavirus.

La subida de 0,75 puntos porcentuales sorprendió al mercado financiero, que esperaba un aumento menor, de 0,50 puntos porcentuales, tras seis años bajando o manteniendo la tasa básica de interés para estimular la economía,

Con el alza anunciada hoy, el Banco Central (BC) intenta contener la fuerte apreciación del dólar y la presión inflacionaria. El índice de precios se situó en el 5,20 % en los últimos 12 meses, muy cerca del techo de la meta fijada por el Gobierno para este año, que es de 3,75 % con un margen de tolerancia de 1,5 puntos porcentuales.

El Gobierno de Brasil elevó hoy su previsión de inflación para este año desde el 2,94 % proyectado en noviembre pasado hasta el 4,42 %, proyección levemente inferior que la realizada por los expertos del mercado financiero consultados por el BC, que prevén que llegue al 4,60 %.

En su informe, el BC señaló que en la próxima reunión mantendrá el "proceso de normalización parcial del estímulo monetario" con "otro ajuste de la misma magnitud", lo que hace prever un nuevo aumento de 0,75 puntos porcentuales, siempre y cuando no haya "cambios significativos" en las proyecciones de inflación o en el balance de riesgos.

La última vez que el Copom subió las tasas fue en julio de 2015, cuando pasó del 13,75 % hasta el 14,25 % anual.

Dicha tasa se mantuvo hasta mediados de 2016, cuando el Banco Central comenzó una bajada sostenida que se aceleró en 2019 y parte de 2020. Desde agosto del año pasado los tipos se mantuvieron en el mínimo histórico del 2 % con el objetivo de levantar el crecimiento de la mayor economía suramericana.

El PIB de Brasil cayó el año pasado un 4,1 %, el peor resultado anual desde 1996, y para este 2021, según economistas consultados por el Banco Central, crecerá un 3,23 %, en línea con lo previsto por el Gobierno.

El instituto emisor resaltó en su comunicado que los indicadores más recientes muestran una "recuperación consistente" de la economía brasileña pese a la reducción del valor de los subsidios otorgado por el Gobierno para los desempleados, trabajadores informales y familias más pobres.

No obstante, recalcó que las proyecciones todavía "no contemplan los posibles efectos recientes del aumento del número de casos de covid-19", que superan los 11,6 millones tras registrar un récord de 90.000 contagios en las últimas 24 horas.

(c) Agencia EFE