Brasil dice que eleva meta climática y reducirá las emisiones un 50% a 2030

·2  min de lectura
Vista general de una extensión de la selva amazónica que arde al ser despejada por madereros y agricultores cerca de Apui, estado de Amazonas

Por Jake Spring

GLASGOW, Escocia, 1 nov (Reuters) - Brasil dijo el lunes, en el comienzo de la cumbre COP26, que profundizó sus compromisos climáticos, en un cambio de tono después de más de dos años de una deforestación acelerada bajo el mandato del presidente Jair Bolsonaro.

El ministro de Medio Ambiente de Brasil, Joaquim Pereira Leite, dijo el lunes que el país reducirá sus emisiones de gases de efecto invernadero un 50% para 2030, en comparación con el compromiso anterior de bajarlas un 43%.

Las reducciones se calculan respecto de las de 2005. La base de referencia se revisó a la baja de forma retroactiva el año pasado, lo que facilita que Brasil cumpla sus objetivos.

El grupo de defensa del clima Observatorio del Clima dijo que una reducción del 50% seguía siendo más débil que el compromiso del 43% sobre la línea de base anterior a Bolsonaro, lo que significa que Brasil en realidad no se habría puesto objetivos más ambiciosos.

En un video pregrabado mostrado en la COP26 en Glasgow, Escocia, el presidente Jair Bolsonaro dijo que había autorizado a Pereira Leite a presentar nuevos objetivos climáticos en la cumbre.

"Actuaremos con responsabilidad y buscaremos soluciones reales para una transición urgente", dijo Bolsonaro.

"Reafirmo mi mensaje a todos los que participan en la COP26 y al pueblo brasileño: Brasil es parte de la solución para superar este problema global".

Pereira Leite también dijo que Brasil formalizará el compromiso de ser "neutral en materia de clima" para 2050 durante la COP26, una promesa que Bolsonaro hizo por primera vez en abril.

Las conversaciones de Glasgow pretenden mantener vivo el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados (2,7 Fahrenheit) por encima de los niveles preindustriales, lo que, según científicos, evitaría consecuencias más destructivas.

Las emisiones de gasas de efecto invernadero de Brasil aumentaron un 9,5% en 2020, según un estudio publicado la semana pasada patrocinado por el Observatorio del Clima. La deforestación, que en 2020 fue la más alta de los últimos 12 años en la selva amazónica de Brasil, es la mayor fuente.

(Reporte de Jake Spring.; Reporte adicional de Lisandra Paraguassu en Brasilia; Editado en español por Javier López de Lérida)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.