Brasil admite dificultades para pagar deudas judiciales pero niega bancarrota

·1  min de lectura

Brasilia, 3 ago (EFE).- El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, admitió este martes que el Gobierno tendrá problemas para pagar cerca de 90.000 millones de reales (17.300 millones de dólares) en deudas judiciales, pero negó una posible bancarrota.

Guedes admitió que la deuda contraída tras sentencias judiciales contra el Estado supone un "meteorito" en las debilitadas cuentas públicas del país y, por ello, estudia enviar al Congreso un proyecto para dividir el pago de sus compromisos.

El titular de Economía reconoció que el Gobierno "no tiene capacidad de pago" para hacer frente a dichas deudas, las cuales subieron de 53.000 millones de reales (unos 10.190 millones de dólares) en 2021 a 90.000 millones de reales (17.300 millones de dólares) el próximo año.

La propuesta del Gobierno, según Guedes, es que las deudas judiciales de hasta 450.000 reales (86.500 dólares) se paguen de forma integral, mientras que los valores superiores podrían escaslonarse en hasta nueve años.

"Debo, no lo niego. Pagaré en cuanto pueda", resaltó Guedes, quien recalcó que "no habrá bancarrota".

Según los cálculos del Ejecutivo, el fuerte aumento registrado en el último año en el pago de sentencias judiciales contra el Estado podría amenazar la continuidad del Bolsa Familia, un programa de asistencia a los más pobres creado en 2003 durante la gestión progresista y mantenido por todos los gobiernos posteriores.

Guedes, un liberal ortodoxo de la Escuela de Chicago, afirmó que también estudia la creación de un fondo mediante la venta de empresas estatales con el que espera poder hacer frente a los gastos extraordinarios.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.