Ciudades brasileñas niegan reporte de que utilizaron inyecciones vencidas de COVID-19

·2  min de lectura
Foto de archivo ilustrativa de un vial con la vacuna de AstraZeneca para el COVID-19

BRASILIA, 2 jul (Reuters) -Los municipios de Brasil negaron el viernes un informe de un periódico que decía que datos del Ministerio de Salud mostraban que las ciudades administraron al menos 26.000 vacunas vencidas de AstraZeneca contra el COVID-19.

La ciudad sureña de Maringá, citada en el reporte de Folha de S.Paulo como el municipio que ha utilizado la mayoría de las vacunas caducadas (más de 3.500), negó la acusación y dijo que las dosis solo parecían haber expirado en las bases de datos públicas debido a una demora en el registro de nuevos datos en el sistema del Ministerio de Salud.

"No había vacunas vencidas en Maringá, pero hubo un error en el sistema del SUS (red de salud pública)", dijo el secretario de Salud de la ciudad, Marcelo Puzzi, en un comunicado. Otras ciudades culparon de la confusión al mismo problema de datos.

Los gobiernos locales de las Ciudades de São Paulo, Juiz de Fora y Belo Horizonte, que también fueron mencionados en la historia de Folha, emitieron declaraciones negando haber administrado inyecciones que superaban el plazo de vencimiento.

El despliegue de las vacunas en Brasil ha enfrentado críticas generalizadas. El gobierno tardó en adquirir dosis y ahora está lidiando con un presunto escándalo de corrupción en torno a los esfuerzos de compra.

Las dosis de vacuna vencidas pueden ser menos efectivas. En África, varios países se han encontrado con lotes que han superado su vida útil, lo que generó un debate sobre la extensión de las fechas de caducidad.

Malawi destruyó en mayo cerca de 20.000 dosis vencidas.

El presidente Jair Bolsonaro se ha negado a inmunizarse hasta ahora y ha sembrado dudas sobre las vacunas, impulsado curas milagrosas no probadas y minimizado la gravedad de una pandemia que ha matado a más de medio millón de brasileños.

Según el informe, las vacunas vencidas provenían de lotes importados de India por el instituto biomédico público Fiocruz, o adquiridos a través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Ni el Ministerio de Salud, la Fiocruz ni la OPS respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios. El Serum Institute of India, que hizo las inyecciones, tampoco respondió de inmediato.

La vacuna AstraZeneca es una de las dos inyecciones de COVID-19 dominantes en Brasil, junto con CoronaVac de China.

(Reporte de Ricardo Brito; Reporte adicional de Stephen Eisenhammer; Escrito por Gabriel Stargardter; Editado en español por Juana Casas y Manuel Farías)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.