Branson de Virgin Galactic se eleva al espacio a bordo de un avión cohete

·5  min de lectura

Por Steve Gorman

TRUTH OR CONSEQUENCES, EEUU, 11 jul (Reuters) - El multimillonario Richard Branson se elevó el domingo a más de 80 kilómetros sobre el desierto de Nuevo México a bordo de su avión cohete Virgin Galactic y volvió a salvo en el primer vuelo de prueba con tripulación completa del vehículo al espacio, hito simbólico para una empresa que partió hace 17 años.

Branson, uno de los seis empleados de Virgin Galactic Holding Inc preparados para el viaje, ha promocionado la misión como precursor de una nueva era de turismo espacial. La compañía que fundó en 2004 está lista para comenzar sus operaciones comerciales el próximo año.

"Estamos aquí para hacer que el espacio sea más accesible para todos", dijo un exuberante Branson, de 70 años, poco después del vuelo. "Bienvenidos a los albores de una nueva era espacial".

El éxito del vuelo también le dio al extravagante empresario británico los derechos de fanfarronear en una rivalidad muy publicitada con el multimillonario Jeff Bezos de Amazon, que esperaba volar al espacio primero a bordo de un cohete de su propia compañía espacial.

"Felicitaciones por el vuelo", escribió Bezos en Instagram. "¡No puedo esperar para unirme al club!"

Ejecutivos de la industria espacial, futuros clientes y otros estuvieron presentes en una reunión festiva para presenciar el lanzamiento, transmitida en vivo en una presentación organizada por el presentador de televisión Stephen Colbert.

Entre los presentes se encontraba el también multimillonario y pionero de la industria espacial Elon Musk, fundador del fabricante de automóviles eléctricos Tesla Inc.

El cantante de R&B nominado al Grammy, Khalid, subió al escenario después del vuelo para interpretar su próximo sencillo "New Normal".

El resplandeciente avión espacial blanco se elevó el domingo unido a la parte inferior del jet de doble fuselaje VMS Eve (llamado así por la difunta madre de Branson) en un despegue desde Spaceport America, una instalación estatal cerca de la ciudad de Truth or Consequences. Virgin Galactic arrienda una gran parte del sitio de 18.000 acres.

Al llegar a su punto de lanzamiento a gran altitud a unos 46.000 pies, el avión cohete de pasajeros VSS Unity fue liberado de la nave nodriza y cayó cuando la tripulación encendió su cohete, enviándolo como un rayo hacia arriba a una velocidad supersónica hacia la oscuridad del espacio a unas 53 millas (85,9 km) de altura.

La estela del avión espacial era claramente visible desde el suelo mientras se elevaba a través de la atmósfera superior, entre los vítores de la multitud de abajo.

En el vértice del ascenso con el cohete apagado, la tripulación experimentó unos minutos de microgravedad, antes de que el avión espacial cambiara al modo de reentrada y comenzara un descenso deslizante a una pista de aterrizaje en el puerto espacial. El vuelo completo, desde el despegue hasta el aterrizaje, duró aproximadamente una hora.

"He soñado con esto desde que era un niño, y nada podría prepararte para la vista desde el espacio", dijo Branson a cientos de entusiastas seguidores desde un escenario fuera del complejo Gateway to Space de Virgin Galactic en el puerto espacial, antes de que él y sus compañeros de tripulación se mojaran unos a otros con champán.

El temerario ejecutivo había batido récords mundiales anteriormente con hazañas de cruzar el océano en globos aerostáticos.

El astronauta canadiense retirado Chris Hadfield colocó alas de astronauta producidas por Virgin en los trajes de vuelo azules que usaban Branson y su equipo. Los pines de ala oficiales de la Administración Federal de Aviación se presentarán en una fecha posterior, dijo un portavoz de la compañía.

BOLETOS DE ALTO COSTO

Virgin ha dicho que planea al menos dos vuelos de prueba más del avión espacial en los próximos meses antes de comenzar la operación comercial regular en 2022.

Varios cientos de aspirantes a astronautas adinerados ya han reservado reservas, a un precio de alrededor de 250.000 dólares por boleto. El banco de inversión UBS ha estimado que el valor potencial del mercado del turismo espacial alcanzará los 3.000 millones de dólares anuales para 2030.

Probar que los viajes en cohete son seguros para el público es clave.

Un prototipo anterior del avión cohete Virgin Galactic se estrelló durante un vuelo de prueba sobre el desierto de Mojave en California en 2014, matando a un piloto e hiriendo gravemente a otro.

CARRERA EN EL ESPACIO

Su paseo también eclipsó la empresa rival de astro-turismo Blue Origin y su fundador, Bezos, en lo que se ha popularizado como la "carrera espacial multimillonaria". Bezos ha estado planeando volar a bordo de su propio cohete suborbital, el New Shepard, a finales de este mes.

Branson ha insistido en que él y Bezos son rivales amistosos y no están involucrados en una competencia personal para vencer entre sí en el espacio.

Blue Origin, sin embargo, ha menospreciado a Virgin Galactic por no ser una verdadera experiencia de vuelo espacial, diciendo que, a diferencia de Unity, el New Shepard de Bezos supera la marca de 62 millas (100 km), llamada línea Kármán, establecida por un organismo de aeronáutica internacional como la que define el límite entre la atmósfera y el espacio de la Tierra.

"New Shepard fue diseñado para volar por encima de la línea Kármán, por lo que ninguno de nuestros astronautas tiene un asterisco al lado de su nombre", dijo Blue Origin en una serie de publicaciones en Twitter el viernes.

Sin embargo, la agencia espacial estadounidense NASA y la Fuerza Aérea de los Estados Unidos definen a un astronauta como cualquier persona que haya volado a más de 50 millas (80 km).

Un tercer jugador en la carrera espacial, SpaceX de Musk, planea enviar a su primera tripulación totalmente civil (sin Musk) a la órbita en septiembre, después de haber lanzado numerosas cargas útiles y astronautas a la Estación Espacial Internacional de la NASA.

Los dos pilotos del avión espacial eran Dave Mackay y Michael Masucci. Los otros tres especialistas de la misión fueron Beth Moses, la instructora principal de astronautas de la compañía; el ingeniero principal de operaciones de Virgin Galactic, Colin Bennett; y Sirisha Bandla, vicepresidenta de operaciones de investigación y asuntos gubernamentales.

(Reporte de Steve Gorman, Editado en español por Janisse Huambachano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.