Boxeador cubano quiere ubicarse entre los 10 primeros del ranking. Este sábado tiene cita en el teatro

·3  min de lectura

Idalberto Umara está a punto de dar el gran salto. Tal paree que fue ayer su llegada al boxeo de Miami, pero este cubano va a su séptima pelea profesional este sábado en la velada de la empresa M&R Boxing Promotions que tendrá lugar este sábado en el Teatro Manuel Artime de La Pequeña Habana.

Uno de los mejores exponentes de la nueva generación de púgiles antillanos, Umara será uno de los protagonista de esa noche cuando enfrente en las 135 libras al argentino Guillermo Leonel Crocco (20-1-1, 6 KO), quien pertenece a la escuadra del conocido Chino Maidana.

Campeón mundial juvenil en el 2018, Umara era uno de los mayores prospectos del boxeo cubano y material de equipo olímpico, pero decidió irse a México primero y luego cruzar la frontera para llegar a este país en busca de una meta superior que en su tierra jamás habría alcanzado.

En M&R están impresionados con lo que han visto de este chico de apenas 20 años y, si todo sale bien este 24 de junio, la meta es apresurar aún más el progreso de un chico que ya comienza a tener buenos ojos encima de sus guantes.

Vas contra un rival duro y experimentado, ¿cómo encaras esta pelea?

“Hemos tenido un gran campamento gracias a mi entrenador Moro Fernández y a la promotora M&R. Me han dado una buena atención para llegar en la mejor forma posible a esta pelea. Así que vamos confiados, pero sin subestimar a nuestro oponente’‘.

Tiene un record muy bueno, es pupilo del Chino Maidana.

“Se trata de un gran paso para mi carrera. Un triunfo aquí me permitirá ir subiendo de nivel. Pronto, si Dios quiere, voy a estar peleando por cosas más importantes. Siento que todo lo que he hecho hasta el momento ha formado una base muy buena para enfrentar retos superiores’‘.

Hablando de eso, vienen gente de otras promotoras a evaluarte.

“Creo que será una oportunidad para poder mostrar mi talento y que la gente pueda reconocerme un poco más, ya sean los fanáticos que poco a poco se van dando cuenta de la presencia de uno o de aquellos hombres del boxeo que buscan talento para hacerlo crecer’‘.

Tengo entendido que tu nombre ya está siendo tomado en cuenta.

“Siento mucha alegría, porque al final esto es lo que me gusta a mi y siento que voy por buen camino. Mi deseo es seguir creciendo. Tengo la juventud, las ganas y el talento para continuar adelante. Ahora solo queda las cosas sigan alineándose, como la pelea de este 24 de septiembre’‘.

Fuiste campeó mundial juvenil, prospecto profesional, ¿sientes un hilo conductor?

“Lo amateur no tiene nada que ver con lo profesional, pero de ahí salió mi base. Aquí lo que hemos hecho es ir cambiando todo poco a poco y creo que hemos ido avanzando mucho en ese sentido. No digo que todo está hecho, falta mucho, pero así es este camino. Todo ha avanzado súper rápido, a pesar de que tengo 21 anos’‘.

¿Cuál sería tu meta en las próximas cinco peleas?

“Estar entre los 10 mejores del ranking de alguna organización. Poder enfilarme hacia alguna eliminatoria por un título mundial. Para esta pelea en específico quiero demostrar que todavía quedan buenos talentos cubanos’‘.